Argentina le responde al imperio: empieza la construcción del reactor Carem de 25 MW | LaRouche Political Action Committee

Argentina le responde al imperio: empieza la construcción del reactor Carem de 25 MW



10 de febrero de 2014 — La oligarquía angloholandesa, determinada a aniquilar a Argentina, seguramente está furiosa ante el anuncio que hizo el 8 de febrero la Comisión de Energía Atómica de Argentina (CNEA) de que habían iniciado la construcción de su reactor modular CAREM de 25 MW, diseñado totalmente por ingenieros argentinos con "100% tecnología argentina".

El Ministro de Planeación Julio De Vido dijo el 9 de febrero sobre el inicio de la construcción del CAREM que "es un día histórico, porque con este nacimiento del reactor CAREM, que es diseño y tecnología nacionales, seguimos profundizando el desarrollo nuclear que reimpulsó Néstor Kirchner desde el 2003 luego de que el neoliberalismo casi lo desmantelara".

De Vido destacó que junto con el CAREM, Argentina está a punto de completar la construcción del reactor Atucha II, y prolongar la vida útil de su reactor Embalse por otros 30 años más, un logro que fue posible gracias al "modelo económico de inclusión social y desarrollo económico, avanzado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

El reactor pequeño va a ser ideal para la generación de electricidad en las zonas más remotas del país, y en definitiva Argentina planea producirlos para la exportación a los países en vías de desarrollo que no tienen la capacidad de establecer sus propios programas de energía nuclear, otra razón más de por qué el imperio británico quiere destruir esta nación.

Norma Boero, presidenta de la Comisión de Energía Atómica de Argentina (CNEA) le dijo a la agencia estatal de noticias Telam, que "hoy es un día muy importante y de mucha emoción porque se pone en marcha un proyecto que desde 1983 estaba pensado". Esto es fuente de gran orgullo, no solo para el sector nuclear sino para todos los argentinos y para el mundo, dijo, agregando que nunca hubiera sucedido a no ser por la decisión "estratégica" del finado Presidente Néstor Kirchner, y su sucesora Cristina Fernández de Kirchner, de darle el necesario respaldo financiero y político al programa nuclear. Ahora, dijo, Argentina está en camino de convertirse "en uno de los lideres mundiales en el área de reactores de baja y mediana potencia".