Periódico de París se pregunta, "¿Qué pasaría si tu banco quebrara?"

23 de diciembre de 2015

Periódico de París se pregunta, "¿Qué pasaría si tu banco quebrara?"

23 de diciembre de 2015 — Un artículo de página completa en el periódico de amplia circulación Le Parisien del lunes 21, titulado "¿Qué pasaría si tu banco quebrara?" obviamente está diseñado para movilizar a cientos de miles de franceses que no notaron que en agosto pasado, mientras nadie miraba, se copió una directiva de la Unión Europea para convertirla en ley francesa.

"¡Imagina que tu banco está a dos dedos de cerrar sus puertas, declarándose en quiebra, y que se pueden apoderar de tu cuenta con el fin de rescatarlo! ¿Te sentirías orgulloso de que te considerasen como su salvador? ¿No? Sin embargo esto es lo que autoriza la nueva ordenanza, adoptada en agosto pasado en medio del sopor veraniego, y es algo que preocupa a los ahorristas cada vez más. Cientos de miles de franceses están posiblemente preocupados".

El artículo pasa después a explicar el principio de los rescates internos, seguido de toda una discusión sobre por qué no es necesario preocuparse, dado que 12 de los 13 bancos más grandes pasaron la prueba de estrés hace unos cuantos meses.

Pero..., también hay "varios sitios de Internet, foros y blogs de especialistas, incluso hasta economistas, están alarmados, como Philippe Helin, un investigador financiero, para quien estos 'retiros de las cuentas en el banco no es más que un robo legalizado, lo que pone en tela de juicio los derechos de propiedad, ¡realmente un escándalo!' El secretario general de la Asociación de Usuarios Bancarios (AFUB) Serge Maitre, también entiende la preocupación de sus clientes, más aún, porque según él 'el fondo de garantía de depósitos está en riesgo de ser demasiado pequeño para hacerle frente a una quiebra mayor'. En cualquier caso, agrega, 'los clientes no tienen por que pagar por los errores administrativos de los directores de las corporaciones, sin importar cuáles sean estos".

Pero en vez de pedir una reorganización por quiebra de todo el sistema financiero de la UE, según los lineamientos de la ley Glass-Steagall, el artículo no hace más que mascullar la sugerencia práctica a los clientes para que "no pongan todos los huevos en una sola canasta" y no depositen más de 100,000 euros en un solo banco".