Histeria por el crac en el sector trasatlántico; el Wall Street Journal dice que la culpa es del BRICS

22 de enero de 2016

22 de enero de 2016 — En una exhibición predecible de histeria, un artículo de un tal Ian Talley en el Wall Street Journal del 19 de enero, presenta una versión totalmente tergiversada del mundo, donde proclama que las naciones del BRICS que hace cinco años "tomaron al mundo por sorpresa... y alimentaron los miedos en Occidente de un nuevo orden mundial", ahora "arriesgan hacerlo naufragar". Hablando claramente por sus patrones de Wall Street y Londres, Talley trata de probar que detrás del acelerado caos financiero global están los BRICS y no el quebrado sistema financiero trasatlántico.

Presenta una lista de trapos sucios con los supuestos errores de los BRICS, y afirma que su futuro se mira "sombrío". En retrospectiva, agrega Talley, los observadores e inversionistas "debieron haber sido cautelosos por la historia del BRICS". Todo mundo sabe que tales economías emergentes dependientes de bienes básicos y exportaciones siempre "han sido proclives a los auges y caídas".

Después de presentar su lista de problemas discretos que supuestamente afligen a las naciones del BRICS (la corrupción y desaceleración del crecimiento en China, el desplome del gobierno de Brasil, una economía en problemas en Rusia por las sanciones de Occidente etc.) Talley va al punto: Estas naciones tienen que transformar sus economías para volverse más "productivas y competitivas". ¿Cómo? Más inversiones del sector privado, reformas al mercado laboral, fortalecimiento de sus sistemas judiciales, protección a los derechos de propiedad intelectual y privatización de las ineficientes compañías propiedad del Estado.

Talley llega incluso a culpar a los BRICS por la estrategia de Barack Obama y sus amos británicos de fomentar las guerras. "Dado la perspectiva deteriorada del BRICS... el desconcierto económico está alimentando las preocupaciones sobre un desorden global en vez de un nuevo orden mundial" advierte, y luego cita al analista estadounidense Matthew Goodman de CSIS, quien advierte: "La mayor preocupación ahora es que en la medida en que se desacelera su crecimiento e incluso se contrae, [los BRICS] parecen estar bastante defensivos y paranoicos". Goodman señala las tensiones sobre la ciberseguridad y los posibles conflictos regionales en el Mar del Sur de China y a lo largo de la frontera con Rusia, y se pregunta: "¿Se van a poner ahora en una posición defensiva y crearle problemas al sistema de normas que ha funcionado bastante bien para todo el mundo hasta ahora?".