Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

"Un paso más, y perdemos nuestra humanidad"

27 de enero de 2016

27 de enero de 2016 — Esta advertencia —”un paso más y perdemos nuestra humanidad”— fue el foco de la presentación de Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, en el Club Nacional de Prensa, en Washington, DC, este martes 26, durante el foro auspiciado por EIR, titulado “Solo un renacimiento científico y cultural puede detener la Era de Tinieblas que desciende sobre la humanidad ahora”. Su discurso fue precedido por el de Thomas Wysmuller, un ex meteorólogo de la NASA, y miembro destacado de “The Right Climate Stuff”, un grupo de ex científicos de la NASA, con sede en el Centro Espacial Johnson de Houston, quienes se están pronunciando en contra del fraude del cambio climático causado por el hombre.

Zepp-LaRouche expuso un cuadro conmovedor de la crisis de los refugiados en Europa, no solo de las condiciones de sufrimiento y muertes, sino de la crisis de las depravadas respuestas que han dado muchos de los llamados líderes de la Unión Europea. Esa es la misma mentalidad que permean a quienes vienen realizando las acciones que fomentan el derrumbe económico en marcha, y que nos llevan cada vez más cerca de una guerra nuclear. Zepp-LaRouche dejo eso muy claro.

Sin embargo, señaló, podemos actuar. No tenemos nada más que describir o denunciar, lo “que es…”. Podemos también abordar lo que podemos hacer. Helga Zepp-LaRouche planteó que todos “tenemos que adoptar el enfoque del futuro”, y presentó con impactante detalle un programa de desarrollo para todo la región del sudoeste de Asia y del norte de África, un Plan Marshal de la Ruta de la Seda para el Oriente Medio.

En contraste, la campaña de la monarquía británica que lleva más de 50 años para despoblar al planeta mediante sus propuestas verdes alcanzó un punto álgido en Estados Unidos, donde se ha clausurado a todo el sector del carbón. El último empuje llegó desde California, donde el gobernador Jerry Brown anunció el 25 de enero que las compañías de seguros que operan en el estado, tienen que retirar cualquier inversión que tengan en las compañías de carbón. Estas compañías, sin financiamiento y con sus ingresos en picada, están en la bancarrota; las minas están cerrando en la región de los Apalaches y miles de mineros se han quedado sin trabajo.

Lyndon LaRouche comentó que ese es el plan “británico”. Están asesinando la capacidad de producción. Esto subraya el llamado de Helga Zepp-LaRouche para comprometernos a “encontrar nuestra humanidad”. En Estados Unidos, eso empieza con hacer a un lado a Obama, y abrirle paso a las medidas de emergencia que aseguren el futuro.