EIIS trata de sabotear las negociaciones sirias en Ginebra con más masacres

1 de febrero de 2016

1 de febrero de 2016 — El EIIS se adjudicó la serie de ataques suicidas con bombas en Damasco en donde murieron 45 personas y 110 resultados lesionadas ayer. Un carro bomba estalló en una parada de autobuses cerca del santuario chiíta más sagrado de Siria en el distrito Sayeda Zeinab de Damasco, y después otros dos terroristas suicidas hicieron estallar sus bombas cuando los rescatistas llegaron a la escena.

La nueva masacre sucedió justamente cuando las negociaciones sobre Siria en Ginebra —encabezadas por el enviado de la ONU di Mistura, el secretario de Estados de EU, John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov— están tratando de avanzar. Di Mistura se está reuniendo hoy en Ginebra con una delegación enviada por los "grupos de oposición" patrocinados por Arabia Saudita (muchos de ellos abiertamente terroristas), después de que fracasó su chantaje para tratar de echar a pique las pláticas a principios de semana. Siria y Rusia siguen negándose a permitir que la delegación incluya a alguien de los grupos Ejército de Islám y Ahrar al-Sham, que ellos dicen son terroristas. Este último no está en la delegación encabezada por los saudíes, pero el jefe de negociaciones de la delegación es un funcionario del Ejército de Islam, Mohammed Alloush.