Kesha Rogers: "Lancemos el programa espacial de EUA como el motor de la ciencia", a acabar con Wall Street y el impulso genocida de Barack Obama

2 de febrero de 2016

2 de febrero de 2016 – Kesha Rogers, dos veces candidata demócrata para el Congreso de Estados Unidos por el distrito 22 de Texas, destacó la urgente necesidad de revitalizar el programa espacial de Estados Unidos, como una de las pocas misiones nacionales suficientemente grande que sirva como antídoto a la degeneración cultural y económica de Estados Unidos. La siguiente declaración la emitió desde el Centro Espacial Johnson de Houston, Texas.

Mis saludos a todos, soy Kesha Rogers miembro del Comité Político de LaRouchePAC, y me encuentro en el Centro Espacial Johnson de la NASA, en donde estuve hace seis años, cuando inicié una campaña como candidata al Congreso de Estados Unidos, en la que pedí el juicio político al Presidente Barack Obama por haber desintegrado y desmantelado el programa espacial tripulado, por la privatización del programa espacial tripulado, y por destruir lo que fue la visión de nuestra nación en el período del Presidente John F. Kennedy. El propósito de Kennedy fue fijar el compromiso con un verdadero impulso científico.

Y lo que hemos visto en los últimos 6 años, durante el gobierno del Presidente Barack Obama y también con el Presidente Bush, es la continuación de la degeneración de nuestra cultura, la desesperanza y el desaliento. Hemos visto una cantidad sin precedentes y un aumento de suicidios, un aumento en el consumo de drogas entre personas de posición acomodada, en particular de esas personas que ven a las comunidades de las minorías como las únicas que se verían afectadas por la epidemia de drogas; ahora se trata de personas de las comunidades blancas en edades entre los 25, 35 y 45 años.

¿Y por qué sucede esto? Sucede porque hemos abandonado una visión, hemos abandonado el sentido de una misión. Ya no tenemos como motor a la ciencia en la nación, y eso es consecuencia de la política intencional del Presidente Barack Obama y de la política intencional de destruir esta nación entregándola a Wall Street. Y ahora tenemos una situación en la que nuestros jóvenes han perdido las esperanzas de futuro y han caído en el desaliento.

¡Y no son solo los jóvenes! El caso es que en estos momentos al pueblo de esta nación no se le están dando oportunidades. Nuestra nación está siendo golpeada por la mayor disparidad y desastre económico; todo el sistema financiero transatlántico está quebrado.

¿Y cuál es la solución? Bueno, China está proponiendo una solución. China está avanzando con una estrategia en que "todos ganan", de una gran misión de colaboración, que busca inspirar no solo a China, no solo a Estados Unidos, sino a todo el mundo, en que podamos colaborar en grandes proyectos como la minería en la Luna, mirando a la Luna como una plataforma de lanzamiento, una vez mas, para toda la exploración del espacio, con el entendimiento del papel del hombre, de la humanidad toda, en la galaxia. Es así como tenemos que inspirar a la humanidad.

Y si hacemos eso, podemos clausurar a Wall Street, y podemos tener realmente el crédito necesario, ya mismo, como era el propósito de Alexander Hamilton, para que no tengamos que preocuparnos por acudir a Elon Musk, o cualquier otra de esas personas, con su banco de dinero gigante, que de todas maneras están en bancarrota. Así que podemos hacer como lo hizo Kennedy, como hizo Franklin Roosevelt, y podemos utilizar el crédito necesario para crear una orientación científica para nuestra economía y de nuevo una gran misión para esta nación.

Podemos asegurarnos de que nuestros jóvenes no acaben con sus vidas, que les demos una visión de futuro con una verdadera cultura. Esa orientación con la ciencia como motor nos dará la posibilidad de asegurar que el planeta tenga la energía necesaria, con el helio-3 traído de la Luna, por varias generaciones más. Nos aseguraremos de que se inspire al pueblo, no solo con una orientación científica, sino un orientación científica conectada a una gran cultura, una gran cultura musical, así como el Proyecto Manhattan que echó andar el señor LaRouche en Nueva York. Y podemos unir estas dos fuerzas, y de nuevo dar la inspiración y el compromiso al progreso de la humanidad, que una vez fue el faro de esperanza que inspiró a toda la humanidad y que Estados Unidos vuelva a estar en la vanguardia de este tipo de perspectiva, una vez mas.

Gracias.