El estallido de la deuda petrolera "se va a poner mucho peor antes de que mejore" para Wall Street

5 de marzo de 2016

5 de marzo de 2016 – El portal noticioso financiero American Banker tiene un artículo del 4 de marzo sobre las pérdidas de los bancos de Wall Street por los préstamos petroleros, que empieza: "Se va a poner mucho peor antes de que mejore para los bancos acreedores de la industria petrolera".

La publicación de la American Bankers Association (Asociación de Banqueros Americanos) informa que los picos en las quiebras de compañías petroleras todavía no son nada: "Las compañías petroleras escasas de efectivo han empezado a recurrir a sus líneas de crédito revolvente, de acuerdo a los analistas del ramo. Y esa es una señal de que se avizora en el horizonte una ola de quiebras de compañías petroleras y relacionadas... Están utilizando las líneas de crédito con el objetivo de acumular algo de efectivo extra, dicen los expertos. La reorganización [de bancarrota] bajo el Capítulo 11 puede ser muy costosa, y tener liquidez a la mano le puede dar una ventaja a la compañía en el proceso. Las compañías petroleras 'tratan de financiar la bancarrota' ".

La publicación señala que los bancos de Wall Street parecen estar en un estado de negación de la realidad con respecto al derrumbe de la deuda de las compañías dedicadas a la explotación del petróleo y gas de esquisto que están endeudadas hasta la coronilla. Para dar solo un ejemplo de los varios que citan, JPMorgan Chase ha extendido $44 mil millones de dólares en líneas de crédito a esas compañías, pero solo ha financiado $14 mil millones de eso. El arrogante presidente de JPM Chase, Jamie Dimon, les dijo: " 'No lo van a utilizar', dijo Dimon. 'No lo necesitan' ". Otro presidente de otro banco grande dijo lo mismo, pero American Banker piensa que van a resultar unos tontos de capirote.

Pero JPMorgan Chase si tiene un informe publicado sobre por qué anticipa ahora una pérdida en los préstamos petroleros de entre $3 mil a $4 mil millones de dólares en los primeros seis meses de 2016 Esto, debido a que "la actividad de incumplimiento aumento notablemente en febrero", dice el informe, "y ocho compañías incumplieron el pago de un total de $9,300 millones en bonos de alto rendimiento y préstamos apalancados. La actividad de este mes marcó el número más alto de incumplimientos desde que nueva compañías incumplieron en agosto de 2009".

Más aún, el banco reconoce que "las tasas de recuperación en 2016 están sumamente bajas. Para los bonos de alto riesgo, la tasa de recuperación anual es de 10.3% [es decir, solo se ha recuperado el 10.3% de la deuda en incumplimiento luego de liquidar los activos de capital de las compañías—ndr] lo cual está muy por debajo al promedio anual de 25 años, que es de41.4%. Las tasas de recuperación finales en 2015 para los bonos de alto rendimiento fue de 25.2%, comparado con la recuperación de 48.1%, 52.7%, 53.2%, 48.6%, y 41.0% en los años completos de 2014, 2013, 2012, 2011, y 2010, respectivamente.... En cuanto a los préstamos, las tasas de recuperación de préstamos de primer grado hasta ahora en 2016 es de 24.5%, comparado con el promedio anual de 18 años, de 67.2%". Estas deudas perdidas al mayoreo de los bancos de Wall Street se refieren a los bonos de "alto riesgo", es decir, a los bonos "chatarra" en general, no solo a la deuda petrolera.