Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Nuestra tarea es seguir en la pelea, y seguir construyendo

12 de marzo de 2016

12 de marzo de 2016 — En una discusión con el Comité Político de LaRouchePAC, el 9 de marzo, Lyndon LaRouche caracterizó la campaña para desbaratar al BRICS de la siguiente manera:

"Son los británicos. Ahora, miren cuál es la situación. Aquí hay algunos hechos que están muy claros. Primero que todo, los británicos están detrás de todo eso, y los británicos están triunfando por la corrupción que ellos han podido inducir en Estados Unidos y en la población de Estados Unidos. Eso es un hecho. Ahora bien, luego de ver esto, tienes que ver cuáles son los problemas en Europa, y entonces sí te asustas un poquito realmente, porque ves partes enteras de Europa que se desintegran ante tus ojos, y en especial las que están en el rumbo equivocado.

"Lo que hace Putin está muy bien; es muy efectivo, muy bien. Y es exitoso, y esto va con China y con otros tipos de operaciones que se están acumulando. De manera que tenemos una buena situación en términos de la perspectiva de esto. Así que allí no hay problema. Hay preocupaciones, pero no hay problemas.

"El problema para nosotros es principalmente en Estados Unidos. Es el hecho de que la familia Bush, y ahora Obama, han enloquecido a los estadounidenses, duramente. Ha sido toda una generación. Estas cosas son tan obvias que se tienen que decir, porque son tan obvias. Miren, el Congreso es un desastre, un desastre terrible.

"De manera que si tomas en cuenta estas cosas, y haces una lista comparando una cosa con otra, vas a ver que las cosas no están tan mal en un trimestre, pero son terribles en términos de Estados Unidos y de su población. Estados Unidos está en una situación desesperada. Desesperada porque aceptan la banca de inversión especulativa, pero no aceptan la Glass-Steagall, que sería una ayuda automática para este proceso. Así que, eso es. En realidad no tenemos otro problema sino ese. Tenemos a Wall Street, que no tiene nada de bueno; el FBI no tiene nada de bueno, y hay muchos que no son más que estafadores. Y nuestro pueblo se ve desmoralizado, tanto artificial como activamente. La desmoralización de la población estadounidense es una cuestión muy peligrosa.

"Ven también en Suramérica, la perspectiva cada vez se ve peor. No tiene que ser así, pero lo es. De modo que todos tenemos que poner a trabajar nuestras mentes, y no diseminar enfermedades que no son reales.

"La dirigente de LaRouchePAC, Kesha Rogers, está de regreso, y eso es importante. Su papel desde allá, desde Texas, y con respecto a sus antecedentes allá, son algo que fortalece en términos de la situación general.

"Wall Street y Washington saben que la ley Dodd-Frank ha sido un fracaso total. ¡Ellos lo saben! Están aterrorizados. La gente tiende al miedo; un miedo muy grande. Que se convierte en histeria. El sistema político está podrido; tenían algunas áreas de fortaleza, pero la mayor parte está podrida. La cuestión decisiva es la desmoralización: tienen una situación terrible, pero hay algo peor, la desmoralización. Y por supuesto, no se puede vencer la desmoralización a menos de que tengas realmente alguna fortaleza contigo; no puedes simplemente fingirlo.

"Esta es una situación extremadamente grave. La cuestión es si toda la economía de Estados Unidos se va a colapsar antes de que realmente comiencen los problemas. China está en buena situación; Putin está en buena situación relativamente hablando, y hay cosas que se están desarrollando en ciertas partes del planeta.

"Todavía no hemos logrado controlarlo. Tenemos posibilidades, pero no tenemos control. Y eso es algo que vamos a tener que proporcionar nosotros mismos".

Rachel Brinkley de Boston dijo que la población está furiosa porque la economía se está desintegrando y nadie está haciendo nada al respecto.

Lyndon LaRouche respondió a esto: "Ellos no creen que puedan hacer nada al respecto; eso es. Creen que es algo que les está pasando a ellos; no algo que ellos están haciendo.

"Tengo la esperanza de que vamos a lograr algo aquí, porque hay cosas que están sucediendo que son un factor a nivel internacional. Pero no tengo ninguna evidencia precisa, así que soy cauteloso. Y creo que hay opciones posibles; ciertamente en China, y en Rusia y en otras partes hay buenas señales. Pero en gran parte de la región transatlántica y casos similares, es un desastre. Y es probable que sigan siendo un desastre. De modo que nos encontramos en un momento en el que no tenemos una verdadera conclusión clara de nada; tenemos muchos indicios.

"Van a ser los factores globales; no creo que hay muchas posibilidades en áreas a nivel local; creo que son los factores globales los que son verdaderamente significativos. Porque mira la economía, mira la moralidad y demás que vemos en general. Allí no hay nada. Lo que hay, son procesos de desarrollo que abarcan algún problema del área, y le dan a la gente un cierto sentido de punto de vista optimista. Porque si la situación se aborda de manera apropiada, no es tan grave como mucha gente piensa. O es peor, que es curioso. Tiene algo que la gente cree que va a funcionar en bien de ellos, cuando es inútil. Pero también a veces se inspiran y ven más allá por algo.

"Nuestra tarea es continuar la pelea, y seguir construyendo lo que podemos. No están ocurriendo milagros en estos momentos, excepto cuando logramos una ventaja de vez en cuando, y eso es en lo que tenemos que trabajar. Y logramos algunos puntos brillantes aquí y allá".

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


La locura palpita por todo Estados Unidos

9 de marzo de 2016 — El Presidente Obama realizó una reunión el lunes 7 en la Casa Blanca para celebrar el "éxito" de la ley Dodd-Frank en evitar otro derrumbe como el del 2008. El único problema es que todo el sistema financiero transatlántico está en caída libre, aplastado bajo casi $2 mil billones (millones de millones) de dólares en deudas de casino impagables que la Dodd Frank no hizo nada para impedir que crecieran, sino más bien, las fomentó. Las economías de Occidente están tambaleando al borde del abismo, en tanto que sus poblaciones han sido devastadas por la peor epidemia de drogas en la historia occidental, y los suicidios de personas de edad media desesperadas por el desempleo.

Obama y sus controladores en Londres, mientras tanto, hacen todo lo que pueden para destrozar la única parte del mundo que si funciona: Rusia y China. La lista de objetivos a eliminar de Obama la encabeza el grupo de naciones del BRICS, que representa la semilla de un nuevo paradigma mundial basado en el desarrollo, la exploración espacial y la cooperación entre las naciones en la que "todos ganan", como la caracteriza el Presidente de China, Xi Jinping. El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, dijo ayer: "El proyecto de la Franja y la Ruta lo inició china, pero las oportunidades le pertenecen al mundo".

Pero Wang Yi tuvo también que advertir a Estados Unidos que sus esfuerzos para "enturbiar las aguas", instigando conflictos en Corea y en el Mar del Sur de China, podría "hundir a toda Asia en el caso" y China no puede permanecer ajena en ese caso.

En Europa, los líderes de la OTAN siguen desplegando cada vez mayores fuerzas militares en los límites de la frontera rusa, preparándose para una guerra.

Sin embargo, Putin ha flanqueado esa campaña de guerra desde que intervino en Siria para aplastar al aparato de Obama de apoyo a las redes terroristas, y para formar una relación militar y política funcional con los elementos sensatos de las fuerzas armadas estadounidenses para imponer un cese al fuego y destruir al EIIS y a Al Nusra. Ahora Putin está mostrando que puede librar la paz así como libró la guerra, y ha logrado que cada día más grupos de la oposición siria adopten el cese al fuego para enfocar la capacidad de fuego en contra de lo que queda de los baluartes del EIIS.

Pero si Estados Unidos no cambia, y no se hace cargo de los criminales en la Casa Blanca y en Wall Street, la guerra global que se nos viene encima no se podrá evitar. El pensamiento pragmático en este tipo de crisis es mortal. Las instituciones existentes están muertas, como lo evidencia el circo de payasos al que llaman elección presidencial 2016. Para crear las nuevas instituciones, se debe acabar con la cultura decadente, mediante la belleza, mediante un retorno a a la cultura clásica y a la creatividad, en la música y en la ciencia.

El Proyecto Manhattan que lanzó LaRouche hace ya año y medio, y la campaña de Kesha Rogers en Texas para restaurar a la NASA y el "imperativo extraterrestre" son los puntos de partida necesarios para movilizar a la población a esa gran tarea.