Teme la reina la derrota del EIIS

1 de abril de 2016

31 de marzo de 2016 — Después de que la embajada de Rusia en Londres publicara un tuit el lunes en la mañana cuestionando el silencio de Londres en torno a la liberación de Palmira que estaba en manos del EIIS, un petulante vocero de la Oficina del Exterior le dijo a la agencia de noticias de Rusia Sputnik que "si bien son bienvenidas las acciones en contra del Daesh, es profundamente deplorable que el sitio emblemático de Palmira se haya convertido en un peón en el conflicto más amplio en Siria".

El grupo de "oposición" patrocinado por los saudíes de los británicos, el Alto Comité de Negociaciones, fue más directo; los avances del Ejército Sirio en contra del genocidio del EIIS no son causa de celebración sino una amenaza. "Yo me temo una cosa: que el período de tregua le va a permitir al gobierno de Assad devorarse lo que queda de Siria liberando las zonas que no están bajo el control de Daesh (Estado Islámico o EIIS) y Nusra", le dijo por teléfono Raid Nassan Agha, miembro de la Alta Comisión de Negociaciones a Reuters.

El veterano periodista británico especializado en el Medio Oriente, Robert Fisk resaltó en un tono inusitadamente mordaz el silencio hermético del primer ministro británico David Cameron ante la victoria, en un artículo publicado el 27 de marzo en el Independent que se está reproduciendo ampliamente, incluso a otros idiomas. Fisk dice:

"La mayor derrota militar que ha sufrido el EIIS en más de dos años, la recaptura de Palmira, la ciudad romana de la emperatriz Zenobia. Y nosotros nos mantenemos en silencio. Sí, amigos, ganaron los malos, ¿no es cierto? De otra forma, lo estaríamos celebrando, ¿no es cierto?

"Menos de una semana después de que las almas perdidas del 'Califato Islámico' destruyeran las vidas de más de 30 seres humanos inocentes en Bruselas, nosotros deberíamos —¿o no deberíamos?— estar aplaudiendo el revés militar más aplastante en la historia del EIIS. Pero no. Mientras que los oscuros señores de la ejecución huían de Palmira este fin de semana, los señores Obama y Cameron permanecían tan en silencio como las tumbas a donde el EIIS ha enviado a tantas de sus víctimas".