Gigantesco desfile del Día de la Victoria en Moscú; Putin convoca a las naciones para formar un sistema de seguridad "No Alineado" contra de terrorismo

10 de may de 2016

10 de mayo de 2016 — Miles de personas participaron este 9 de mayo en Moscú en el desfile del Día de la Victoria, en conmemoración del 71avo aniversario de la derrota de la Alemania nazi. Estaba programado que participaran unos 10,000 efectivos militares, 135 vehículos militares y 71 aviones militares. El desfile fue seguido por la Marcha del Regimiento Inmortal por todo Moscú, durante el cual miles de personas marcharon por las calles de la ciudad, portando carteles con fotos de sus familiares que pelearon en la Segunda Guerra Mundial. La marcha fue encabezada personalmente por el presidente Vladimir Putin quien portaba un retrato de su padre. Marchas similares tuvieron lugar por toda Rusia así como también en varias otras ciudades.

En su discurso inaugural, Putin dijo que el 9 de mayo se ha convertido en un día en donde se mezclan el regocijo, la memoria y el dolor. “Se ha convertido en un símbolo de la relación sagrada de Rusia con su pueblo”, dijo. “Es en ésta unidad y lealtad a la Patria en donde reside nuestra fortaleza, seguridad y dignidad”, señaló.

“Camaradas, las lecciones de la historia nos enseñan que la paz sobre la tierra no se establece por sí misma; que uno necesita ser cauteloso; que el doble rasero así como también una indulgencia miope de aquellos que alimentan planes criminales son inadmisibles”, destacó Putin, y luego pasó a decir después de un minuto de silencio y un recuento de los tremendos sacrificios y coraje de quienes pelearon en contra de los nazis, “Hoy, la civilización enfrenta de nuevo la crueldad y la violencia; el terrorismo se ha convertido en una amenaza global. Tenemos que derrotar este mal; Rusia está dispuesta a unir esfuerzos con otras naciones y está lista para trabajar en crear un sistema no-alineado moderno de seguridad internacional”.

El ministro de la Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, empezó el ceremonial felicitando a los militares y veteranos. “Pasando privaciones, angustias y pérdidas, el pueblo soviético derrotó al terrible enemigo, defendiendo la libertad y la independencia de la Patria”, dijo. “Nosotros mantenemos sagrada la memoria de aquellos que, sin importarles sus vidas, pelearon en el frente, trabajaron constantemente en la retaguardia y mostraron un valor y abnegación excepcionales”.

El desfile de este año no fue tan grande como el del año pasado, que se celebró el 70 aniversario de la victoria en contra del fascismo, y que también contó con más invitados internacionales. Hoy, Putin estuvo acompañado en el podio para pasar revista por el presidente kazajo Nursultan Nazarbayev.

El desfile, supervisado por el Comandante en jefe de las Fuerzas Terrestres de Rusia, el coronel general Oleg Salyukov, se inició con un contingente de abanderados, portando la réplica del Estandarte de la Victoria que se ondeó en el edificio del Reichstag en 1945 y otros estandartes y banderas, seguido de tropas, tanques y otros vehículos blindados, los S400 y otros sistemas de defensa antiaéreas y lanzadores Yars ICBM y cerraron el desfile con un sobrevuelo de helicópteros, transporte aéreo, cazas y bombarderos, acompañados todos por bandas de guerra. El desfile contó con la presencia, por primera vez, de una compañía de personal militar femenino, cadetes de la Universidad Militar del Ministerio de la Defensa y del Instituto Militar Wolsky, así como también tropas del ministerio de Emergencias y el recientemente formado Servicio de la Guardia Nacional.