Diane Sare pregunta: ¿Tienes el valor de exigir justicia por los ataques del 11-S?

jue, 12 may 2016 - 04:41 pm

Diane Sare: Tienes el valor de exigir justicia por los ataques del 11-S?

Diane Sare, líder del Comité Político de LaRouche PAC hace un llamado a la lucha frente al aereopuerto Tetherboro de Nueva Jersey, donde varios de los secuestradores del 11-S terminaron su entrenamiento de vuelo. Aún no se ha dicho la verdadera historia del 11 de septiembre del 2001 y sigue clasificada como un secreto, primero por el gobierno de Bush y ahora por el gobierno de Obama. Ayúdanos a establecer la verdad mediante la publicación de las 28 páginas censuradas del informe de la Comisión Indagatoria Conjunta que involucra a Obama en uno de los encubrimientos más atroces de la historia de los Estados Unidos

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Justicia por el 11-S: lo que necesitamos de Obama es ¡que se vaya!

14 de mayo de 2016 — La pelea para liberar las pruebas sobre el 11-S que Bush y Obama han escondido, e iniciar una nueva investigación, completa, sobre el papel asesino de Arabia Saudita en los ataques del 11-S, pasó a un nuevo nivel con otra intervención del almirante John Lehman, ex secretario de la Armada, quien fue miembro de la Comisión 11-S, que transmitió el canal de noticias CNN el 12 de mayo. Lehman ya había sido entrevistado para el exitoso programa "60 Minutes" sobre las 28 páginas secretas, que se transmitió en abril, y también fue entrevistado por el diario londinense Guardian el 12 de mayo, pero ahora en la entrevista con CNN hizo nuevas revelaciones.

Primero, Lehman dio detalles sobre el papel de funcionarios saudíes. Le dijo a CNN que el capítulo de 28 páginas del informe de la Comisión Conjunta del Congreso sobre los ataques del 11-S, contienen pruebas de que cuando menos seis funcionarios saudíes apoyaron a al-Qaeda pocos días antes de los ataques.

"Esos individuos, trabajaban para la embajada saudí en Estados Unidos, para instituciones saudíes de beneficencia y para la Mesquita del Rey Fahd en California, financiada por el gobierno saudí", dijo Lehman.

Segundo, dijo que la participación saudí nunca se comprobó plenamente. "Lehman señaló que las pruebas de la participación saudí nunca se investigó lo suficiente por parte de las autoridades de Estados Unidos y que se debe 'proseguir vigorosamente' con una nueva investigación' ".

Tercero, Lehman dijo que había vínculos "fuertes" de los funcionarios saudíes con los secuestradores. "Lehman dijo que los individudos tenían vínculos fuertes con el gobierno, y vínculos fuertes con los secuestradores, y uno de ellos llevó a los secuestradores desde San Diego hasta Phoenix luego de que reprobaron en su primera escuela de vuelo".

CNN transmitió el programa sobre los comentarios de Lehman durante todo el día 12 de mayo, junto con declaraciones de una entrevista con otro miembro de la Comisión del 11-S, el ex fiscal federal Richard Ben-Veniste, quien respaldó las declaraciones de Lehman en el sentido de que las investigaciones sobre los saudíes no se completaron.

"Nuestro informe nunca se debió interpreter como una exhoneración a Arabia Saudita", dijo Lehman, según informó CNN, con citas de su declaración al diario londinense Guardian.

Por otra parte, hay más miembros del Congreso que se están sumando al proyecto de ley de los congresistas Walter Jones y Stephen Lynch para que se libere este capítulo secreto de 28 páginas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre las operaciones de inteligencia en torno al los ataques del 11-S, que fue el tema específico de la investigación.

Washington se ha visto estremecida por las demandas crecientes par que se liberen las 28 páginas, y en Nueva York en particular ha crecido el fermento para exigir justicia verdadera para las miles de víctimas y sus familias. Algunos miembros descollantes del Congreso, que ni son activistas ni tampoco signatarios de la propuesta de ley de Jones y Lynch, han estado presionando a Obama por su papel en suprimir la verdad junto con Bush. Obama les ha prometido a todos ellos para calmarlos que va a liberar las 28 páginas, una promesa que más bien tiene toda la intención de romper, como lo ha hecho antes ya ante las familias de las víctimas.

Esto es una muestra de la presión que el Proyecto Manhattan de LaRouche ha puesto sobre Obama. Eso se tiene que intensificar aún más. Lo que queremos de Obama, para que se haga justicia, es simplemente que se vaya, ¡pero ya!



Hagel advierte sobre guerra contra Rusia

13 de mayo de 2016 — El ex secretario de la Defensa de EU, Chuck Hagel, quien recientemente se unió a la Junta del Comité Americano por un Acuerdo Este-Oeste, ha estado advirtiendo sobre el peligro de guerra con Rusia: el 10 de mayo llegó a formular la pregunta:"¿Queremos irnos a la guerra contra Rusia por Ucrania?"

Desafortunadamente, no logra entender cabalmente lo urgente de la amenaza, y solo le aconseja al "próximo Presidente" que se siente con Putin y reduzca las tensiones con Rusia. En realidad, probablemente para entonces sería demasiado tarde.

Hagel llega incluso a señalar el peligro de que se utilice a Ucrania como el detonante para provocar la guerra con Rusia, y advierte al Consejo Atlántico que no tiene sentido que Estados Unidos abastezca a las fuerzas armadas de Ucrania con armamento sofisticado, cuando no están entrenadas para manejarlas; pero además, esto "aceleraría las muertes, por lo que uno llega a preguntarse: ¿queremos irnos a la guerra contra Rusia por Ucrania?

Aunque Hagel dijo que no había nada inherentemente equivocado en los planes de la OTAN para desplegar cuatro batallones al Báltico y a Polonia, advirtió que "yo sería muy cuidadoso con esto. Porque la fuerza centrífuga de esto es tan sutil que te arrastra directamente al centro de la situación en la que no querías estar".

Específicamente, predice una situación en donde cada bando añade cada vez más piezas a la región para tratar de superar uno al otro, y "muy pronto se van a encontrar en otra concentración militar de Guerra Fría aquí, que no tiene sentido para ninguna de las dos partes". Si continua la concentración militar en el flanco este de la OTAN, "los rusos van a responder", agregó Hagel. "Tampoco estoy seguro de a dónde te lleva esto. No estoy seguro de que en esto haya algo de pensamiento estratégico real. Es solo una reacción. Una especie de rebote táctico de una crisis a otra crisis".

Sobre Siria, Hagel dijo que él no creía que la OTAN debiera tener ningún papel militar ahí. El problema en el Medio oriente es "tan profundo, tan amplio, tan volátil, tan lleno de tantos elementos incontrolables, que no se van a resolver con la OTAN ahí". Hagel expresó su preocupación sobre la imagen de que una alianza europea entre a la región en donde "todavía hay algunos vestigios de la colonización europea" dijo. "Yo creo que lo último que queremos hacer es tratar de imponer de nuevo la voluntad de occidente, las instituciones occidentales" en la región, dijo. "Yo espero que hayamos aprendido la lección de Iraq. No va a funcionar. Nunca ha funcionado en la historia".