Lo principal segundario

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Yemen: la lectura del informe especial del Puente Terrestre Mundial se convierte en acontecimiento nacional

may 12, 2016
Sr. Muslih Muhsin Al-Azir, ministro de Comunicaciones de Yemen, recibe una copia del informe de EIR en el seminario que tuvo lugar el 10 de mayo de 2016.

12 de mayo de 2016 — Las sesiones de lectura cada semana en la capital de Yemen, Sanaa, de la traducción al árabe del Informe Especial de EIR The New Silk Road Becomes the World Land-Bridge (La nueva Ruta de la Seda se vuelve el Puente Terrestre Mundial) se han convertido en acontecimientos nacionales a los que asisten ministros, universitarios, poetas, intelectuales, empresarios, organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación nacionales e internacionales más prominentes. Todo esto se lleva a cabo en medio del bombardeo anglo-americano-saudí sobre la ciudad y la invasión en el sur del país, que nunca han cesado. Estos eventos están organizados por la Junta Asesora de Coordinación con el BRICS, que preside Fouad Al-Ghaffari. La semana pasada se imprimieron 1,000 ejemplares del informe para distribuirlas entre instituciones y ciudadanos particulares.

Dr. Abdul-Aziz Al-Muqalih, presidente del Centro Yemení de Estudios Estratégicos e Investigación, quien además es uno de los poetas y novelistas más famosos en Yemen, recibe una copia del informe de EIR.

El 10 de mayo, se celebró la octava reunión para leer la parte 3 del Informe, "China: Ruta de la Seda para la paz y el desarrollo", a la que asistió y en donde habló el ministro interino de Comunicaciones, Muslih Muhsin Al-Azir. También asistió a la reunión el presidente del Centro Yemení de Estudios Estratégicos e Investigación, Dr. Abdul-Aziz Al Muqalih, quien es también uno de los poetas y novelistas más conocidos de Yemen; y otro poeta prominente, Al-Gharbi Amran. Recibieron como regalo algunos de los invitados más destacados, ejemplares recién impresas del informe. El telón de fondo del escenario estaba adornado con una gran manta que tenía la portada del informe especial, el mapa del Puente Terrestre Mundial de la contraportada y un retrato del Presidente Xi Jinping.

También habló en la reunión, vía video, Hussein Askary, coautor del informe de la EIR y traductor de la versión en árabe, quien explicó el papel chino en la Nueva Ruta de la Seda, el cual, según lo ha descrito la presidente del Instituto Schiller y llamada la 'Dama de la Nueva Ruta de la Seda' por su papel en promoverla, Helga Zepp-LaRouche, es el proyecto de paz y desarrollo más grande en la historia.

Hussein Askary, de la EIR, hace una presentación a los presentes en el seminario del 10 de mayo por video.

Askary explicó la historia de los esfuerzos conjuntos del Instituto Schiller y China en promover y construir este proyecto desde por lo menos 1996. También explicó los tres pilares principales de la filosofía china basada en Confucio que están detrás de la Nueva Ruta de la Seda: amor, armonía y beneficio mutuos, destacando que esto es diametralmente opuesto al sistema anglo-americano actual, destructivo e inhumano.

El ministro interino Al-Azir elogió los lazos históricos entre Yemen y China que se remontan hasta antes del período pre-islámico (antes del siglo 6 DC) y el apoyo chino al pueblo de Yemen desde la revolución republicana del 26 de septiembre de 1962, y el apoyo de China a todos los aspectos del desarrollo. Cada uno de los ciudadanos de Yemen siente el impacto de las contribuciones de China en sus vidas hoy, especialmente en la autopista Sanaa-Hudaida. Al-Azir también subrayó la importancia de mejorar las buenas relaciones con la República Popular de China y elogió el papel que ha tenido la Junta Asesora de Coordinación con el BRICS en mejorar las relaciones de Yemen con naciones amigas como lo es China.

Fouad Al-Ghaffari, presidente de la Junta Asesora de Coordinación con el BRICS en Yemen, hace una presentación en el evento del 10 de mayo.

El 9 de mayo, la Junta Asesora sostuvo un evento conjunto en la Universidad de Sanaa, y su Centro de Investigaciones Estratégicas afiliado, para firmar un protocolo de cooperación en el informe Nueva Ruta de la Seda y otras investigaciones relacionadas a esto.

Las lecturas anteriores trataron sobre las ideas de economía física de Lyndon LaRouche incluidas en la Parte 2, "Métrica del Progreso". Después de una discusión sobre la importancia de la energía nuclear, el viceministro de Electricidad y Energía, Dr. Hareth Al-Amri, afirmó que el gobierno yemení debería revivir su programa de energía nuclear, que se abandonó en los 1990.

La cobertura en los medios de estos eventos ha sido constante. Por todo el país ha despertado el interés por la Nueva Ruta de la Seda y la conexión de Yemen con la Franja Económica Ruta de la Seda y con la Ruta de la Seda Marítima Siglo 21 (Una Franja, Una Ruta), tanto porque hay un entendimiento de la importancia de estas ideas como por la visión que da sobre cómo reconstruir a Yemen después de la actual guerra devastadora. En esta guerra, los aviones de combate saudíes, equipados con armamento estadounidense y británicos, se han enfocado en destruir la infraestructura básica y toda industria que exista para forzar a la población a postrarse frente al poderío del imperio británico. Pero esto no ha sucedido.

Estas actividades han sido también una fuente de esperanza para el pueblo de Yemen, quienes están pagando un alto precio debido a esta guerra geopolítica satánica. En este momento se celebran negociaciones en Kuwait entre las fuerzas nacionalistas con sede en Sanaa y el gobierno en el exilio respaldado por los saudíes, bajo los auspicios de las Naciones Unidas. Los esfuerzos rusos y chinos para ponerle fin a la guerra en Siria y reconstruir el país, también se sienten en Kuwait. Las diferentes facciones están recibiendo mucha presión de todos lados para que le pongan fin al combate y se restablezca el proceso político que ya iba avanzando mucho antes de que los saudíes lo sabotearan en marzo y abril del 2015.

El ministro de Comunicaciones con Fouad Al-Ghaffari y el grupo BRICS-Yemen.

Cualquiera que sea el resultado de estas negociaciones, y cualquiera que sea el gobierno que finalmente se forme y establezca, tendrá que tomar en consideración las ideas integradas en el Informe Especial de la EIR; y la visión que los yemeníes se están formando con sus lecturas de estas ideas, tendrán que ser la verdadera base para la reconstrucción del país y brindarle paz y desarrollo a sus generaciones, actual y futura. China y Rusia deben contribuir a esta visión con su apoyo e impulso porque el destino de Yemen habrá de tener un gran impacto en la ruta que tome el proyecto de paz de la Nueva Ruta de la Seda.