Los ataques en contra de Brasil y Argentina son el "modelo de intervención" para América del Sur, denuncia Cristina Fernández de Kirchner

8 de julio de 2016

7 de julio de 2016 — En entrevista televisada nacionalmente el 3 de julio en el programa "Economía Política" de la cadena C5N, la ex Presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner atacó a la clase política por su ceguera, ya que "vamos hacia un mundo complicado, un mundo donde hasta hace poco tiempo, que es lo que yo veo también, una clase política argentina muy endogámica, muy mirándose el ombligo y no hablando de lo que pasa en el mundo".

Por primera vez discutió públicamente Fernández de Kirchner sobre los ataques en contra de Dilma Rousseff en Brasil y su propio gobierno como "la misma cosa". "Yo creo que han surgido, es muy claro, es muy parecido Brasil a Argentina, el surgimiento de un partido judicial, de un partido mediático muy fuerte... Esto no creamos que es una originalidad argentina ni brasileña, son cosas enlatadas. Si vos ves las movilizaciones, las consignas, los ejes discursivos y mediáticos sobre lo que giraba el ataque a nuestro gobierno, sobre los ataques que gira al gobierno de Brasil". Asimismo, "lo que pasó con Evo Morales en Bolivia es muy similar", señaló.

Aunque no mencionó por nombre la metodología de mani pulite la definió: "Inclusive se ven personajes similares en uno y otro lado, con distintos nombres, con distintos modismos propios de cada país pero me parece que es un modelo de intervención en la región. Es un modelo de intervención que tiene que ver, a mi criterio... con que tal vez el hecho de que hayamos abierto nuestras economías a otras latitudes, no sé, a la República Popular China o a la Federación Rusa, en una región que normalmente se consideró como un reservorio cuasi propio de energía, acuífero, de materias primas y alimentos", lo cual vio Estados Unidos como una amenaza a sus intereses estratégicos, porque sienten que Sudamérica les pertenece. Fernández sugirió que quizá ella había ofendido "a alguna gran potencia" en sus discursos en las reuniones del G-20 o en el Consejo de Seguridad de la ONU (donde confrontó a Barack Obama por su política exterior y de combate al terrorismo): "Por allí algunas cosas que uno ha dicho en los organismos internacionales y no sé, en un G20 en San Petersburgo, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, tal vez no le haya gustado a los odios de una gran potencia", y por lo tanto se decidió "matar al mensajero".

Fernández expresó su preocupación de que se ha iniciado ya una campaña para "volver a un mundo unipolar y eso no es bueno". Luego explicó: "Vos ya estás viendo hoy que en realidad el Brexit, más allá de las declaraciones que podía tener Estados Unidos a favor, que las dudo que sean honestas, a favor de que el Reino Unido permaneciera en la Unión Europea, lo cierto es que hay un debilitamiento absoluto de la Unión Europea, hay un debilitamiento absoluto del Mercosur. El BRICS está golpeado, está golpeado por la situación de Brasil". Recordó que ella le había dicho al Presidente brasileño Lula da Silva que "él tenía que hacer fuerza para que ingresara Argentina y que fuera BRICSA, porque iba a ser más fuerte de esa manera Brasil y también Argentina y también la región".