Europa está al borde del estallido financiero

12 de julio de 2016

12 de julio de 2016 — La prensa del sector trasatlántico está llena de artículos sobre las crisis bancarias en Italia y del Deutsche Bank, lo que pone de relieve la importancia de la intervención de Lyndon LaRouche, quien hizo un llamado a un rescate de una sola vez de Alemania para evitar el caos en Europa, pero un rescate con base en cambios decisivos en el sistema bancario que fomenten el crédito para la economía real y elimine los derivados y otras burbujas especulativas.

Russia Today recogió la entrevista de David Folkerts-Landau con Welt am Sonntag, en donde el jefe de economistas del Deutsche Bank (DB) hizo un llamado a un rescate de emergencia por 150 mil millones de euros, y cita también las declaraciones de Lorenzo Bini Smaghi, presidente de Société Générale, quien advirtió que la crisis bancaria italiana se puede extender a toda la Unión Europea (UE). Las acciones del DB han caído en un 48% en los últimos 12 meses. Las acciones de Société Générale han caido en un 63% y el índice Bloomberg Europe de 500 bancos y firmas de servicios financieros se ha encogido en un 33%. El artículo de Bloomberg titulado "El desplome épico del Deutsche Bank", tiene una cronología que deja en claro que el sistema bancario europeo está ahora, en lo inmediato, al borde de un crac.

RT también reproduce un artículo de opinión firmado por George Soros, en donde afirma que el desplome de la UE se ha vuelto "casi inevitable" después del voto a favor del Brexit.

"El escenario catastrófico que muchos pronosticaban se ha materializado, volviendo prácticamente irreversible la desintegración de la UE" escribió para Project Syndicate (que él financia en gran medida). Agrega que el desplome financiero en el Reino Unido (RU) después del Brexit es el peor en tres décadas. En las negociaciones sobre cómo se va a llevar a cabo el Brexit, está en juego "la sobrevivencia misma del proyecto europeo". La cobertura de RT señala que Marine LePen se reunió con el Presidente francés Hollande y presionó para que hubiera un referendo sobre un "Frexit" pero fue rechazada.

La agencia Reuters también cubrió extensamente la entrevista con Folkerts-Landau. Cityam, una publicación financiera en línea, destaca que los bancos italianos tienen unos 360 mil millones de euros en deudas morosas, y las acciones de todos los principales bancos italianos y otros bancos del Mediterráneo —Unicredit, Banca Monte dei Paschi di Siena, Banco Popolare e Intesa San Paolo (Portugal)— se han reducido en un 25% después del voto por el Brexit. Citan a Michael Hewson de CMC Markets del Reino Unido, quien señaló que "si Italia se hunde va a arrastrar al resto de Europa consigo".

The Street sacó un encabezado el pasado 4 de julio, "¿Desatará el Deutsche Bank la próxima crisis financiera? Las acciones van hacia cero". El artículo cita el paralelo con Lehman Brothers, en donde se muestra que el DB está en una situación mucho peor que lo que estaba Lehman Brothers al final. El FMI advierte que los mayores efectos indirectos del DB se van a sentir en Francia, el Reino Unido y Estados Unidos, los cuales "tienen el más alto grado de afectación hacia el exterior por parte del DB, medido en términos del porcentaje promedio de pérdidas de capital de otros sistemas bancarios debido al impacto del sector bancario en el país de origen". Una gráfica en el Wall Street Journal citada por The Street muestra los nexos del DB con los demás bancos. El DB está apalancado en más de un 40:1, mucho más que el 31:1 de Lehman Brothers en el momento en que se estaba derrumbando; y su portafolio actual con derivados es de $72.8 billones, 13% del total de derivados pendientes a nivel mundial. "Si se produce un efecto dominó, Alemania con su PNB de $4 billones o Estados Unidos con su PNB de $18 billones, no van a estar en posición de controlar esto".

El encabezado de New Europe es, "¿Por qué el Deutsche Bank es el banco más peligroso del mundo?", se hace la pregunta de cuál sería el precio de que el gobierno alemán lo rescatara, comparado con las consecuencias de dejar que estallara con sus implicaciones sistémicas.

Bloomberg también advierte que el mercado de bienes raíces de Londres está haciendo implosión y que esta es otra de las consecuencias del Brexit. Standard Life Investments anunció que a partir de hoy, suspenderá su fondo UK Real State, para evitar que sus inversionistas exijan que se les regrese su dinero. Esto ya está generando un contagio en donde varios otros grandes inversionistas de bienes raíces están anunciando medidas similares de congelar los fondos de sus clientes, y otros que simplemente están anunciando que se van a retirar de los acuerdos existentes para proyectos en bienes raíces con tasa preferencial en Londres.

Considerado en su conjunto, las condiciones en Italia, el Deutsche Bank y el mercado de bienes raíces en Londres, son más que suficientes para hacer estallar todo el sector financiero del trasatlántico. Es precisamente debido a esta crisis que ya está azotando, que es necesario que se promulguen de inmediato acciones de emergencia, siguiendo las pautas que exigió LaRouche.