Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Helga Zepp-LaRouche: Se debe rescatar al Deutsche Bank, ¡en aras de la paz mundial!

13 de julio de 2016
Oficinas generales del Deutsche Bank, en Francfort, Alemania. Foto: Thomas Wolf CC BY-SA

13 de julio de 2016 — Helga Zepp-LaRouche, presidente del Movimiento Solidaridad de los Derechos Civiles (BueSo) de Alemania, emitió la siguiente declaración el 12 de julio de 2016.

La amenaza de bancarrota inminente del banco alemán Deutsche Bank no es ciertamente el único detonante potencial de otra crisis sistémica más del sistema bancario transatlántico, la cual sería en orden de magnitud mucho más letal que la crisis del 2008, pero si ofrece una palanca única para impedir un derrumbe que desemboque en el caos.

Detrás del llamado de auxilio que lanzó el economista jefe del Deutsche Bank, David Folkerts-Landau, para que la Unión Europea (UE) inicie un programa de 150,000 millones de euros para recapitalizar a los bancos, se esconde el peligro que se comenta en los medios financieros internacionales, de que la totalidad del sistema bancario europeo está de hecho insolvente, y está parado sobre una montaña de cuando menos 2 billones (millones de millones) de euros en préstamos morosos. El Deutsche Bank (DB) es el banco internacional que tiene un total de 55 billones de euros en contratos de derivados pendientes y un factor de apalancamiento de 40:1, muchísimo peor que el de Lehman Brothers al momento de su colapso, y por tanto representa el talón de Aquiles más peligroso del sistema. La mitad del balance financiero del DB —cuyas acciones han caído en valor un 48% en los últimos 12 meses y ahora está en un 8% de lo que fue su valor máximo— se compone de derivados financieros nivel-3, es decir, derivados que ascienden a cerca de 800,000 millones de euros sin una valuación de mercado.

Probablemente a muchos tomó de sorpresa el hecho de que Lyndon LaRouche hiciera un llamado para salvar al Deutsche Bank mediante un aumento de una sola vez en su capital base, debido a las implicaciones sistémicas de la bancarrota que amenaza. Ni el gobierno alemán con un PNB de 4 billones de euros, ni la UE con un PNB total de 18 billones de euros, podrían controlar el efecto dominó de una bancarrota desordenada.

La inyección de capital de una sola vez, explicó LaRouche, es solo una medida de emergencia que se tiene que seguir mediante una reorientación inmediata del banco, para que regrese a su actividad tradicional que prevaleció hasta 1989, bajo el liderato de Alfred Herrhausen. Para supervisar realmente una operación tal, se debe establecer una comisión de gerencia para verificar la legitimidad y las implicaciones de las obligaciones del banco, y finalizar su trabajo dentro de un marco de tiempo dado. Esa comisión debe diseñar también un nuevo plan de negocios, sobre la base de la filosofía bancaria de Herrhausen, y orientado exclusivamente al interés de la economía real de Alemania.

Alfred Herrhausen fue realmente el último banquero industrial creativo y moral de Alemania. Entre otras cosas, él defendió la anulación de la deuda impagable de los países en desarrollo, así como el financiamiento de largo plazo para proyectos de desarrollo bien definidos. En diciembre de 1989, el contemplaba presentar en Nueva York un plan para la industrialización de Polonia, que era congruente con el criterio utilizado por la institución financiera de la reconstrucción (Kreditanstalt fuer Wiederaufbau, KfW) para la reconstrucción de Alemania después de 1945, y habría ofrecido una perspectiva completamente diferente que las mentadas "políticas de reforma" o terapia de choque de Jeffrey Sachs.

Herrhausen fue asesinado el 30 de noviembre de 1989, supuestamente por la "Tercera Generación de la Fracción Ejército Rojo", cuya existencia no se ha comprobado hasta el día de hoy. Sucedió a solo dos días después de que el Canciller Helmut Kohl, quien contaba con Herrhausen entre sus asesores más cercanos, había presentado su programa de diez puntos para superar gradualmente la división de Alemania [entre Oriente y Occidente]. El cui bono del ataque terrorista todavía sigue siendo uno de los temas más funestos de la historia moderna de Alemania, y que necesita urgentemente que se clarifique.

El hecho es que el sucesor de Herrhausen introdujo un cambio de paradigma fundamental en la filosofía del banco, el cual llevó al Deutsche Bank al mundo salvaje de la maximización de la ganancia a toda costa, y también a una miríada de enredos judiciales, punibles y no punibles, que los responsables han evadido hasta ahora, principalmente debido a la premisa de que el banco es uno de los "demasiado grande para quebrar".

La transformación del Deutsche Bank en un banco de inversión global con la más alta exposición en derivados, junto con la restricción simultánea del crédito a la pequeña y mediana industria, es sintomático de la insensatez que ha conducido a la catástrofe actual.

Ahora debemos actuar con resolución, pero no en la manera en que propone Folkerts-Landau, es decir, no con más de la misma medicina, que ciertamente matará al paciente. Aunque durante los últimos años ha operado principalmente desde Londres y Nueva York, el Deutsche Bank es demasiado importante para la economía alemana, y por ende para Alemania, y en última instancia para la suerte de toda Europa. Su reorganización en el espíritu de Alfred Herrhausen no es solo la clave para superar la crisis bancaria, sino para apartar el agudo peligro de guerra.

El asesinato de Herrhausen se ha mantenido impune. Sin embargo, existe "el temible poder, que juzga lo que se oculta a la vista", que es el tema del poema de Friedrich Schiller, Die Kraniche des Ibykus (Las grullas de Ibykus). Ya las Erinias ha iniciado su temible danza. (1)

Ahora les corresponde a todos a quienes, además de la familia, han sufrido por el asesinato de Herrhausen, a los representantes de la pequeña y mediana industria, de la economía alemana y representantes institucionales de la población alemana, honrar su legado y tomar la tremenda oportunidad que se ofrece ahora para salvar a Alemania.

(1) Friedrich Schiller, Die Kraniche des Ibykus

en alemán http://www.schiller-institut.de/seiten/friedrichschiller/schill.htm

en inglés: http://www.schillerinstitute.org/transl/trans_schil_3poems.html

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Presidente Duterte de Filipinas: "la guerra no es una opción"; el ex Presidente Ramos va a China a sostener conversaciones

15 de julio de 2016 -– Durante la cena de reconocimiento en su honor que se realizó en Manila el 14 de junio, el nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, se refirió por primera vez en fuertes términos al fallo del Tribunal de Arbitraje de La Haya en contra de China.

"La guerra no es una opción", dijo claramente. "Así que ¿cual es la otra opción? Pláticas pacíficas. No les puedo dar todos los pormenores ahora. Quiero consultar a varias personas, entre ellas al Presidente Ramos. Yo quisiera pedirle respetuosamente que fuera a China e iniciara las conversaciones".

El ex Presidente (y general) Fidel Ramos, quien estaba entre los asistentes dijo que tenía que tomar en consideración su edad (88 años) pero que lo hablaría con Duterte.

Aunque Ramos tiene la triste fama de haber sido el principal sicario de George Shultz en el golpe de Estado orquestado en Washington en contra del último presidente nacionalista de las Filipinas, Ferdinand Marcos, en 1986, es también lo que se llama un "realista" que se opone a la histeria contra China en las Filipinas. El ha dicho que las Filipinas se están autodestruyendo económicamente, dado que China es la única fuente de verdadero apoyo para el desarrollo. Ramos fue uno de los fundadores del Foro Boao para Asia (llamado "Davos Este") que se celebran en China cada año.

Duterte también habló de las implicaciones económicas de la decisión del Tribunal de la Haya, que aunque se presenta como favorable a Las Filipinas, en realidad es muy dañino para los esfuerzos de Duterte de reestablecer relaciones con China e integrar a su nación a los planes de desarrollo de la Nueva Ruta de la Seda Marítima de China ("todos ganamos"), que incluyen el desarrollo conjunto del Mar de China Meridional.

Duterte advirtió que el fallo podría perturbar el comercio con China, "hasta la cobertura de seguros de fletes, botes y barcos ahí. Le crearía otro problema a nuestra economía".



Asesor de Putin advierte en entrevista en Der Spiegel: "Rusia nunca volverá a combatir en su propio territorio"

14 de julio de 2016 — El semanario alemán Der Spiegel pasó por una experiencia muy dura con la que hizo a Sergey Karaganov, presidente honorario del Consejo sobre Política Exterior y de Defensa del Kremlin y asesor del Presidente ruso Vladimir Putin en política exterior. Las citas que se reproducen a continuación están tomadas de la versión en inglés de Der Spiegel.

Cuando se le preguntó si Rusia y la OTAN pudieran "tropezarse" con una guerra, Karaganov dijo que hace ocho años él ya había advertido sobre este peligro, durante el conflicto en Georgia. "Ya desde entonces, la confianza entre las grandes potencias tendía hacia cero. Rusia empezó a rearmar a su ejército y desde entonces, la situación ha empeorado considerablemente. Nosotros le advertimos a la OTAN que no se acercara a las fronteras de Ucrania porque esto crearía una situación que no podemos aceptar. Rusia ha parado el avance de Occidente en esta dirección y ojala que esto signifique que el peligro de una guerra general en Europa se ha eliminado en el mediano plazo. Pero la propaganda que ahora está circulando recuerda el período previo a una nueva guerra".

De su estilo tramposo, Spiegel le preguntó si se refería a la propaganda rusa, a lo que Karaganov replicó: "Los medios rusos son más reservados que los medios occidentales", y Occidente "no hace más que vilipendiar a Rusia; creen que nosotros estamos amenazando con atacar. La situación es comparable a la crisis a finales de los 1970 y principios de los 1980", en referencia al despliegue de misiles balísticos soviéticos de alcance intermedio SS-20 y la reacción estadounidense. "Europa se sentía débil en ese entonces y temía que los estadounidenses pudieran salirse del continente. Pero la Unión Soviética, aunque ya se estaba pudriendo internamente, se sentía fuerte militarmente y emprendió el despliegue tonto de misiles SS-20. El resultado fue una crisis totalmente sin sentido. Hoy, es exactamente al revés. Ahora, los temores de países como Polonia, Lituania y Latvia, se mitigan con la colocación de armas ahí por parte de la OTAN. Pero eso no les ayuda; nosotros interpretamos esto como una provocación. En una crisis, vamos a destruir exactamente esas armas. Rusia no volverá a pelear nunca en su propio territorio", señaló Karaganov.

Lyndon LaRouche comentó que Karaganov está absolutamente en lo correcto en esta comparación y en relación a que ahora los papeles están volteados; es decir, Occidente es el que está podrido por dentro pero piensa que es fuerte. LaRouche dijo que esto muestra que el "peligro proviene de los británicos".

Karaganov respondió a una pregunta de Spiegel sobre cuáles son las propuestas que él ha presentado para aligerar las tensiones Este-Oeste: "Nosotros queremos evitar una mayor desestabilización del mundo. Y nosotros queremos el estatus de una gran potencia; desafortunadamente nosotros no podemos renunciar a esto. En los últimos 300 años, este estatus se ha convertido en parte de nuestra estructura genética. Queremos ser el corazón de la gran Eurasia, una región de paz y cooperación. El subcontinente de Europa también pertenecerá a esta Eurasia". En cuanto a Europa, dijo: "Actualmente nos encontramos en una situación en donde no confiamos en ustedes en lo absoluto, después de todas los desengaños de los últimos años. Y estamos reaccionando en consecuencia. Hay una cosa que es la sorpresa táctica. Ustedes deben saber que nosotros somos más inteligentes, fuertes y estamos más decididos".

Spiegel le dio seguimiento con una pregunta sobre el retiro de tropas rusas de Siria, pero dejando en el aire, para Occidente, de cuántos efectivos se hablaba realmente. Karaganov respondió: "Eso fue magistral; eso fue fantástico. Nosotros nos aprovechamos de nuestra preeminencia en esta zona. Los rusos no son buenos en el regateo; no son apasionados por los negocios. Pero son unos combatientes extraordinarios. En Europa, tienen un sistema político diferente; uno que es incapaz de adaptarse a los desafíos del nuevo mundo. La Canciller alemana dijo que nuestro Presidente vive en un mundo diferente. Yo creo que él vive en un mundo muy real".

Spiegel cuestionó el por qué los rusos se regodean con los problemas en Europa. Karaganov respondió con una dosis fría de realidad: "Muchos de mis colegas ven a nuestros socios europeos con sorna y yo siempre les advierto que no deben ser fanfarrones y arrogantes. Algunos, entre la élite europea, buscan una confrontación con nosotros. Como consecuencia de esto, nosotros no le ayudamos a Europa aunque pudiéramos haberlo hecho cuando surgió el problema de los refugiados. Un cierre conjunto de las fronteras sería esencial. En este respecto, los rusos podrían ser 10 veces más efectivos que los europeos. En vez de esto, ustedes han tratado de hacer un acuerdo con Turquía. Eso es una desgracia. Frente a nuestros problemas con Turquía, nosotros hemos seguido una línea política dura y clara, con éxito"

A la pregunta de si "Rusia quiere ser parte de Europa, pero de la Europa de Konrad Adenauer y de Charles de Gaulle", Karaganov dijo que "la mayoría de los europeos quieren esa Europa, también. Para las próximas décadas, Europa no será un modelo que sea atractivo para Rusia".

Con relación a la colocación de unidades de la OTAN en los países del Báltico, Karaganov dijo: "La alharaca de que pretendemos atacar a los países bálticos es una idiotez. ¿Por qué está colocando la OTAN armas y equipo ahí? Imaginen lo que les sucedería en el caso de una crisis. La ayuda ofrecida por la OTAN no es una ayuda simbólica para los Estados bálticos. Es una provocación. Si la OTAN inicia una intromisión, contra una potencia nuclear como nosotros, serán castigados".

En cuanto a la reunión del Consejo OTAN-Rusia que se llevó a cabo ayer, Karaganov dijo: "Ya no es una entidad legítima. Además, la OTAN se ha convertido en una alianza cualitativamente diferente. Cuando empezamos el diálogo con la OTAN, era una alianza defensiva de potencias democráticas. Pero entonces el Consejo OTAN-Rusia servía como cubierta para la legalización de la expansión de la OTAN. Cuando la necesitamos realmente, en 2008 y 2014, no estuvo ahí".



Lo único que puede salvar a Europa y al mundo es una acción de emergencia para rescatar al Deutsche Bank

14 de julio de 2016 — Aunque todavía hay algunos tontos como Angela Merkel y Wolfgang Schaeuble que insisten en que tanto los bancos italianos como el banco más grande de Alemania, el Deutschbe Bank, no están en serios problemas, David Folkerts-Landau, el economista en jefe del Deutsche Bank, amplió sus advertencias anteriores de que todo el sistema bancario de la Unión Europea (UE) está al borde del colapso. Culpó de esto en gran parte a la Emisión Cuantitativa (EC) —la política monetarista de comprarle a los bancos los bonos sin valor que tienen como activos, con dinero impreso únicamente con ese propósito— del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y a la reducción de las tasas de interés que entraron al terreno de lo negativo.

“Europa está seriamente enferma” dijo en entrevista con Die Welt, e indicó que se necesita un tratamiento de emergencia, en particular medidas que echen a andar de nuevo el crecimiento económico, porque sin crecimiento, no se podrá superar la crisis bancaria.

Folkers-Landau dijo que están en peligro los niveles de vida en toda Europa y que ésta es una de las razones más importantes por las que se ha extendido rápidamente un sentimiento en contra de la UE por toda Europa.

Lyndon LaRouche ha intervenido directamente en esta crisis, señalando la causa real del desastre en marcha, a saber, el asesinato del presidente del Deutsche Bank Alfred Herrhausen en 1989, a quien LaRouche identificó como el último de los banqueros alemanes que entendieron el papel necesario de los bancos en la promoción del crédito para la economía real. A partir de su asesinato, los británicos se apoderaron del Deutsche Bank y los bancos alemanes en general, tanto literalmente, en el sentido de que los británicos son los propietarios actuales del Deutsche Bank, como en términos de cambiar la orientación hacia la especulación y no hacia las inversiones productivas.

Las economías de la mayoría de las naciones de la región trasatlántica están implícitamente en quiebra, dijo LaRouche en discusiones con el Comité Político de LaRouche PAC. Pero la economía alemana tiene en sí los medios para salvar a las economías europeas y más allá, debido a que históricamente Alemania se ha dedicado a invertir en la ciencia y la tecnología. Si se desploma el Deutsche Bank, advierte, el resultado será no solo una desintegración económica por toda Europa sino también una guerra; una guerra global.

Aunque una recapitalización del Deutsche Bank es urgente, no debe ser solo asunto de dinero per se, sino de una reorganización de sus enormes posiciones con derivados prácticamente sin valor y préstamos morosos, a la vez que retorna a las inversiones productivas, como lo concebía Herrhausen. La economía alemana podría aportar entonces el margen que se requiere para hacer que la economía europea regrese a la creación de ganancias reales.

El peligro de guerra no podría ser más evidente de lo que es hoy. Uno de los asesores más altos de Putin, Sergey Karaganov, le dijo a Der Spiegel hoy que la ampliación del despliegue de las fuerzas de la OTAN en la frontera rusa, como se acordó en la cumbre de la OTAN en Varsovia la semana pasada, es una provocación militar. “Si la OTAN inicia una intromisión, en contra de una potencia nuclear como nosotros, va a recibir su castigo”, dijo Karaganov.

Al mismo tiempo, el embajador chino en Estados Unidos, Cui Tiankai, respondió el martes a las múltiples amenazas militares contra China desde que Obama lanzó su “pivote en Asia” y la intervención de EU contra la soberanía de China en el Mar de China Meridional: “Enviar estos portaviones y bombarderos es una manifestación de la ‘ley del más fuerte’. Por lo tanto, China tiene que oponerse a ella y rechazarla. Esto se hace en el verdadero espíritu del derecho internacional. Y si nos sucede a nosotros, le puede suceder a cualquier otro”.

No hay medidas parciales para hacerle frente a la crisis económica y estratégica existencial que ahora enfrenta la humanidad. Tiene que haber una solución creativa con base en principios nuevos, que estén apoyados en el entendimiento de que cada ser humano tiene el potencial creativo de contribuir a los objetivos comunes de la humanidad. Acabar con la geopolítica, con la filosofía bestial de “uno contra todos”, entre individuos como entre naciones, es urgente, posible y necesario.