Asesor de Putin advierte en entrevista en Der Spiegel: "Rusia nunca volverá a combatir en su propio territorio"

14 de julio de 2016

14 de julio de 2016 — El semanario alemán Der Spiegel pasó por una experiencia muy dura con la que hizo a Sergey Karaganov, presidente honorario del Consejo sobre Política Exterior y de Defensa del Kremlin y asesor del Presidente ruso Vladimir Putin en política exterior. Las citas que se reproducen a continuación están tomadas de la versión en inglés de Der Spiegel.

Cuando se le preguntó si Rusia y la OTAN pudieran "tropezarse" con una guerra, Karaganov dijo que hace ocho años él ya había advertido sobre este peligro, durante el conflicto en Georgia. "Ya desde entonces, la confianza entre las grandes potencias tendía hacia cero. Rusia empezó a rearmar a su ejército y desde entonces, la situación ha empeorado considerablemente. Nosotros le advertimos a la OTAN que no se acercara a las fronteras de Ucrania porque esto crearía una situación que no podemos aceptar. Rusia ha parado el avance de Occidente en esta dirección y ojala que esto signifique que el peligro de una guerra general en Europa se ha eliminado en el mediano plazo. Pero la propaganda que ahora está circulando recuerda el período previo a una nueva guerra".

De su estilo tramposo, Spiegel le preguntó si se refería a la propaganda rusa, a lo que Karaganov replicó: "Los medios rusos son más reservados que los medios occidentales", y Occidente "no hace más que vilipendiar a Rusia; creen que nosotros estamos amenazando con atacar. La situación es comparable a la crisis a finales de los 1970 y principios de los 1980", en referencia al despliegue de misiles balísticos soviéticos de alcance intermedio SS-20 y la reacción estadounidense. "Europa se sentía débil en ese entonces y temía que los estadounidenses pudieran salirse del continente. Pero la Unión Soviética, aunque ya se estaba pudriendo internamente, se sentía fuerte militarmente y emprendió el despliegue tonto de misiles SS-20. El resultado fue una crisis totalmente sin sentido. Hoy, es exactamente al revés. Ahora, los temores de países como Polonia, Lituania y Latvia, se mitigan con la colocación de armas ahí por parte de la OTAN. Pero eso no les ayuda; nosotros interpretamos esto como una provocación. En una crisis, vamos a destruir exactamente esas armas. Rusia no volverá a pelear nunca en su propio territorio", señaló Karaganov.

Lyndon LaRouche comentó que Karaganov está absolutamente en lo correcto en esta comparación y en relación a que ahora los papeles están volteados; es decir, Occidente es el que está podrido por dentro pero piensa que es fuerte. LaRouche dijo que esto muestra que el "peligro proviene de los británicos".

Karaganov respondió a una pregunta de Spiegel sobre cuáles son las propuestas que él ha presentado para aligerar las tensiones Este-Oeste: "Nosotros queremos evitar una mayor desestabilización del mundo. Y nosotros queremos el estatus de una gran potencia; desafortunadamente nosotros no podemos renunciar a esto. En los últimos 300 años, este estatus se ha convertido en parte de nuestra estructura genética. Queremos ser el corazón de la gran Eurasia, una región de paz y cooperación. El subcontinente de Europa también pertenecerá a esta Eurasia". En cuanto a Europa, dijo: "Actualmente nos encontramos en una situación en donde no confiamos en ustedes en lo absoluto, después de todas los desengaños de los últimos años. Y estamos reaccionando en consecuencia. Hay una cosa que es la sorpresa táctica. Ustedes deben saber que nosotros somos más inteligentes, fuertes y estamos más decididos".

Spiegel le dio seguimiento con una pregunta sobre el retiro de tropas rusas de Siria, pero dejando en el aire, para Occidente, de cuántos efectivos se hablaba realmente. Karaganov respondió: "Eso fue magistral; eso fue fantástico. Nosotros nos aprovechamos de nuestra preeminencia en esta zona. Los rusos no son buenos en el regateo; no son apasionados por los negocios. Pero son unos combatientes extraordinarios. En Europa, tienen un sistema político diferente; uno que es incapaz de adaptarse a los desafíos del nuevo mundo. La Canciller alemana dijo que nuestro Presidente vive en un mundo diferente. Yo creo que él vive en un mundo muy real".

Spiegel cuestionó el por qué los rusos se regodean con los problemas en Europa. Karaganov respondió con una dosis fría de realidad: "Muchos de mis colegas ven a nuestros socios europeos con sorna y yo siempre les advierto que no deben ser fanfarrones y arrogantes. Algunos, entre la élite europea, buscan una confrontación con nosotros. Como consecuencia de esto, nosotros no le ayudamos a Europa aunque pudiéramos haberlo hecho cuando surgió el problema de los refugiados. Un cierre conjunto de las fronteras sería esencial. En este respecto, los rusos podrían ser 10 veces más efectivos que los europeos. En vez de esto, ustedes han tratado de hacer un acuerdo con Turquía. Eso es una desgracia. Frente a nuestros problemas con Turquía, nosotros hemos seguido una línea política dura y clara, con éxito"

A la pregunta de si "Rusia quiere ser parte de Europa, pero de la Europa de Konrad Adenauer y de Charles de Gaulle", Karaganov dijo que "la mayoría de los europeos quieren esa Europa, también. Para las próximas décadas, Europa no será un modelo que sea atractivo para Rusia".

Con relación a la colocación de unidades de la OTAN en los países del Báltico, Karaganov dijo: "La alharaca de que pretendemos atacar a los países bálticos es una idiotez. ¿Por qué está colocando la OTAN armas y equipo ahí? Imaginen lo que les sucedería en el caso de una crisis. La ayuda ofrecida por la OTAN no es una ayuda simbólica para los Estados bálticos. Es una provocación. Si la OTAN inicia una intromisión, contra una potencia nuclear como nosotros, serán castigados".

En cuanto a la reunión del Consejo OTAN-Rusia que se llevó a cabo ayer, Karaganov dijo: "Ya no es una entidad legítima. Además, la OTAN se ha convertido en una alianza cualitativamente diferente. Cuando empezamos el diálogo con la OTAN, era una alianza defensiva de potencias democráticas. Pero entonces el Consejo OTAN-Rusia servía como cubierta para la legalización de la expansión de la OTAN. Cuando la necesitamos realmente, en 2008 y 2014, no estuvo ahí".