Ministerio de Relaciones Exteriores de China ataca a EU por el fallo "ilegal e inválido" de La Haya

15 de julio de 2016

15 de julio de 2016 — El Ministerio de Relaciones Exteriores de China hace trizas una declaración dada a conocer por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en donde respaldan calurosamente el fallo del Tribunal de Arbitraje de La Haya del martes pasado, en contra de la soberanía de China en el Mar de China Meridional. El departamento de Estado alega que China está obligada por ley a obedecerlo. China también presentó una nota de protesta ante el gobierno de EU en relación a la declaración.

El vocero del ministerio de Relaciones Exteriores, Lu Kang, dio a conocer la declaración el miércoles 13. "Estamos profundamente insatisfechos, y nos oponemos firmemente a esta declaración y hemos presentado una enérgica protesta ante la parte estadounidense", dijo Lu Kang. Se refirió luego a la anterior declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde reiteran la posición de China en el asunto y sobre la ilegalidad del Tribunal de Arbitraje. "Yo quiero subrayar de nuevo que el arbitraje presentado unilateralmente por el gobierno de Aquino III, que viola el derecho internacional, es una farsa política bajo el manto de legalidad. Lo que hizo y falló el tribunal de arbitraje se desvía gravemente de la práctica común en el arbitraje internacional. El fallo es nulo e írrito y no tiene fuerza de ley. De ninguna manera va a afectar la soberanía territorial de China y los derechos e intereses marítimos en el Mar de China Meridional. Nos oponemos y rehusamos aceptar cualquier propuesta o acción que se base en este fallo. China continuará salvaguardando su soberanía territorial y sus derechos e intereses marítimos, manteniendo la paz y la estabilidad en el Mar de China Meridional, dedicados a la resolución pacífica de las disputas pertinentes en el Mar de China Meridional con las partes directamente involucradas, mediante negociaciones y consultas en base al respeto de los hechos históricos y de acuerdo con el derecho internacional", agregó el mismo.

"La declaración de Estados Unidos se hace de la vista gorda ante los hechos y respalda un fallo que es ilegal e inválido. Estas acciones van en contra del espíritu del imperio de la ley, el derecho internacional, las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales y su declaración [de E.U.] de no tomar partido en temas que tienen que ver con disputas territoriales, y obstruye los esfuerzos de las partes pertinentes para manejar y controlar apropiadamente la situación marítima y resolver pacíficamente las disputas.

"Estados Unidos siempre han sido selectivos tratándose de la aplicación del derecho internacional; citan el derecho internacional cuando le conviene y descarta el derecho internacional cuando no le conviene. Insistentemente exhorta a otros a que se ciñan a la Convención sobre el derecho del mar de las Naciones Unidas (CONVEMAR) a la vez que se niegan a ratificar ellos la convención hasta el día de hoy. ¿Qué le hace pensar a Estados Unidos que está en posición de hacer todas esas observaciones irresponsables en contra de otros? Nosotros instamos a Estados Unidos a que reflexione sobre sus palabras y sus actos, dejen de andar promoviendo el arbitraje ilegal y metiéndose en los asuntos del Mar de China Meridional y cesen de estar socavando la soberanía y los intereses de seguridad de China e intensificando las tensiones regionales".