El ex senador Bob Graham intensifica su pelea para llegar hasta el aparato anglo-saudí detrás del 11-S

18 de julio de 2016

17 de julio de 2016 — El ex senador Bob Graham (demócrata por Florida), aumentó la presión y dio órdenes de marcha para pasar al siguiente nivel de la investigación después de que se diera a conocer el 15 de julio las 28 páginas anteriormente clasificadas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre los ataques del 11 de septiembre (11/9), la cual el co-presidió. El periodista de Associated Press Deb Riechmann cita extensamente a Graham el 16 de julio, en el artículo "Las 28 páginas perdidas del 11-S: '¿Punta del témpano' o 'No sorpresas'?" que publicó el diario Christian Science Monitor

Después de que Riechmann habla sobre las "explicaciones" mentirosas que ofrecieron el director de la CIA John Brennan, el ministro de Relaciones Exteriores saudí, Al-Jubeir, y demás, el artículo le tiende la mesa a Graham para que haga pedazos la maltrecha campaña de encubrimiento y apriete el paso.

"Pero el ex senador por Florida Bob Graham, copresidente de la Investigación Conjunta del Congreso quien hizo mucha presión para que se publicaran las páginas, dijo que sigue convencido de que los secuestradores tenían un amplio sistema de apoyo saudí con vínculos a funcionarios gubernamentales todo el tiempo que estuvieron en Estados Unidos", destaca el artículo.

" 'La información en las 28 páginas refuerza la creencia de que los 19 secuestradores, la mayoría de los cuales hablaban poco inglés, tenían una educación limitada y nunca antes habían estado en Estados Unidos, no actuaron solos en la perpetración de este complot sofisticado del 11-S', dijo el senador Graham.

" 'Estoy algo atónito de que algunas de las personas que contribuyeron a que en estos 13 años en que se retuvo esta información, ahora salgan diciendo que no es importante' le dijo a Associated Press, sin mencionar nombres. 'Si esto fuera así, ¿por qué se la escondieron al público durante tantos años?'

"Graham también dijo que esperaba que la publicación pudiera abrir el camino para que se hicieran públicos otros documentos.

" 'Este no es el fin' dijo. 'La mayor parte de lo que sabemos sobre el 11/9 proviene de las investigaciones que se realizaron en el sur de California, y ese es el foco primario de las 28 páginas. Irónicamente, dos terceras partes de los secuestradores vivieron, la mayor parte del tiempo que estuvieron en Estados Unidos, en Florida y sabemos muy poco sobre su financiamiento, quien estaba asociado con ellos, o qué ayuda pudieron haber recibido'.

"Graham dijo que un juez federal en Florida está revisando 80,000 páginas que incluyen informes de la investigación del FBI sobre las actividades de los secuestradores en Sarasota, Florida, para ver si estas se deben dar a conocer por una demanda en base a la Ley de Libertad de Información, presentada por la compañía matriz de Florida Bulldog, una organización de periodismo de investigación".

Terry Strada, la presidente nacional de Familias del 11-S Unidas por Justicia en contra del Terrorismo, apoyó a Graham y dijo que ella esperaba que la publicación del viernes ayudara a que también se revelaran otros materiales, lo que intensificaría la investigación.

" 'Hay tantas cosas más en la conexión saudí al 11-S y esto no es más que la punta del témpano, pero esto tenía que salir primero' dijo la señora Strada, cuyo esposo murió en la torre norte del Centro de Comercio Mundial el 11-S. 'Es el principio, y no creo que sea el final' ".