Nueva Primera Ministra británico lista para usar las armas nucleares

21 de julio de 2016

20 de julio de 2016 — La Cámara de los Comunes votó con una gran mayoría de 355 votos a favor el lunes 18 por la renovación de la fuerza disuasiva nuclear Trident de Gran Bretaña. Todos los miembros del Partido Conservador votaron a favor de la renovación junto con la mitad de los miembros del Partido Laborista. Todos los parlamentarios del Partido Nacional Escocés (SNP), los del Liberal Demócrata y el dirigente del Laborista, Corbyn, votaron en contra. Alrededor de 140 parlamentarios Laboristas —entre ellos los que están retando el liderato de Corbyn, Angela Eagle y Owen Smith— votaron a favor de renovar el Trident. Cuarenta y siete parlamentarios Laboristas votaron junto con Corbyn en contra del Trident; otros 41 estuvieron ausentes o se abstuvieron.

Según el diario londinense Guardian, la nueva primera ministra Theresa May dejó en claro durante el debate, cuando la encaró un parlamentario del SNP, que ella autorizaría un ataque nuclear. El parlamentario del SNP George Kerevan le había preguntado: "¿Está preparada personalmente usted para autorizar un ataque nuclear que pudiera matar a 100,000 hombres, mujeres y niños inocentes?"

May respondió: "Sí. Y tengo que decirle al honorable caballero que todo el punto de la disuasión es que nuestros enemigos tienen que saber que nosotros estaríamos preparados para usarla, a diferencia de algunos que sugieren que pudiéramos tener una fuerza disuasiva pero realmente no estar dispuestos a utilizarla, que parece ser algo que proviene del liderazgo del Partido Laborista".

Para no dejar lugar a dudas sobre qué países esta ella preparada para atacar nuclearmente dijo: "Lo que este país tiene que hacer es reconocer que enfrenta una variedad de amenazas y asegurar que tenemos las capacidades necesarias y apropiadas para haberle frente a cada una de esas amenazas. Amenazas de países como Rusia y Corea del Norte siguen siendo muy reales".

El vocero del Kremlin Dmitry Peskov respondió el martes: "El Kremlin considera estas declaraciones con pena. Aparentemente la señora Primera Ministra todavía no se ha puesto totalmente al día sobre el curso de los asuntos internacionales. Rusia, de hecho, es uno de los principales garantes de la estabilidad internacional y la seguridad nuclear, la seguridad estratégica y esto es absolutamente un hecho indiscutible".

Lyndon LaRouche respondió al escalofriante llamado de la primera ministra May, diciendo: "Culpen a la fuente: la maldita reina y todo lo que va con ella. Ella es nazi, como lo muestran los registros. Todo el programa de creación de Hitler estuvo coordinado por el sistema británico. Hay que sacarla".