La operación británica "Lava Jato" redobla sus ataques contra el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, BNDES

22 de julio de 2016

22 de julio de 2016 — La versión brasileña de la operación mano pulite (manos limpias) conocida como operación “Lava Jato”, ha redoblado su investigación sobre corrupción al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la institución pública financiera más importante de Brasil, así como también el banco de desarrollo más grande de Suramérica, el cual financia una gran variedad de proyectos de infraestructura.

Desde el principio de la operación Lava Jato, el BNDES fue identificado como un objetivo clave, pero el pasado 16 de julio, el diario O Globo—que saca su línea desde Londres—publicó una nueva dizque “evidencia” en contra del BNDES, con base al testimonio filtrado de Fabio Cleto, un ex vicepresidente del banco estatal Caixa Economica Federal, luego que llegó a un acuerdo con el juez para hacer el papel de “soplón”, a condición de que le reduzcan la sentencia en el caso que se le sigue. Cleto señala que el fondo de inversión FI-FGTS, que se financia con deducciones de la nómina salarial, capitalizó al BNDES de manera ilegal con 17,000 millones de reales, a solicitud de funcionarios del Partido de los Trabajadores (PT) en 2007 y 2015. En 2007, Inacio Lula da Silva era el Presidente de Brasil, y Dilma Rousseff en 2015.

El 15 de julio, el periódico IstoeDinheiro publicó un artículo titulado “BNDES: al servicio de los amigos del rey”, en donde se mofa de que el BNDES “es el más reciente hilo de fraude, corrupción y desviación de fondos públicos descubierto por Lava Jato”. El artículo de marras alega que el BNDES ayudó a algunos amigos cercanos a Lula, que tenía un director protegido por la Presidente depuesta, Dilma Rousseff, y que agrandó enormemente sus fondos por medio de sobornos de funcionarios del PT.

El 20 de julio, Global Trade Review informó que los fiscales le han ordenado al BNDES que de a conocer sus contratos de préstamos con relación a los $682 millones de dólares para financiar el proyecto de desarrollo del puerto Mariel en Cuba. El sitio electrónico del Ministerio de Justicia brasileño tiene una nota en la que alega que hay “importantes indicios de irregularidades” en el préstamo del BNDES, con lo cual justifica la demanda para que abra sus libros. Global Trade Review señala que estas irregularidades están relacionadas a los nexos de Lula con la compañía de construcción Odebrecht, otra de las víctimas de Lava Jato, cuya subsidiaria recibió el préstamo del BNDES para la construcción del proyecto del puerto Mariel.