Adelante el plan Lavrov-Kerry, a pesar de la oposición

26 de julio de 2016

26 de julio de 2016.-La iniciativa que echaron a andar el secretario de Estado de EU, John Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov en Moscú, para avanzar hacia un arreglo del conflicto en Siria, sigue adelante a pesar de la oposición en Washington, incluso dentro del mismo gobierno de Obama.

Konstantin Kosachev, presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación Rusa, en entrevista con Izvestia informó que, de hecho, las posiciones de EU y Rusia sobre quien debe ser considerado terrorista en Siria se acercaron, y aunque todavía no convergen, “hay conversaciones significativas sobre el tema, que antes no estaban sucediendo”. Advirtió que cualquier ambigüedad con la cuestión de la legitimidad del gobierno sirio o sobre qué grupos son o no terroristas en Siria “no hará más que reproducir los requisitos para que continúe la tragedia en Siria”.

Kosachev descartó tajantemente cualquier nueva coalición internacional en Siria que no se forme bajo dos condiciones claramente definidas: O que esté aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU o que se haga a solicitud personal del Presidente sirio Bashar al Assad.

“Hay dos circunstancias absolutas que permiten que una operación militar en una nación extranjera se ajuste al derecho internacional. Estas son, que ya sea una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU o una solicitud directa de las autoridades legítimas de ese país. En el caso de la operación militar de Rusia en Siria, hubo una solicitud de Bashar al Assad” dijo Kosachev.

Por el otro lado, Brett McGurk, enviado especial de Obama para la coalición contra el EIIS encabezada por Estados Unidos, descartó cualquier participación rusa en la misma. Según un informe de la agencia noticiosa Sputnik, McGurk le dijo al Sky News Arabia que Washington “no confía” en Moscú porque ellos apoyan al gobierno sirio “material y militarmente”.

Pareciera que la declaración de McGurk va en contracorriente de lo que Kerry está tratando de lograr con Moscú en particular, producto de sus reuniones el 14 y 15 de julio con el presidente ruso Vladimir Putin y el ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov. Sin embargo, este esfuerzo parece que va a seguir adelante con las reuniones establecidas para el 28 de julio. Lavrov y Kerry se van a reunir personalmente en los márgenes de la reunión de cancilleres del ASEAN en Vientiane, Laos, en donde Siria está en un punto destacado de la agenda. Algunas horas después, tendrá lugar en Ginebra la reunión EU-Rusia-ONU, en donde el lado ruso va a estar representado por el viceministro de Relaciones Exteriores Gennadi Gatilov, el lado estadounidense por la subsecretaria de Estado para Asuntos del Cercano Oriente, Anne W. Patterson y la ONU por el enviado de la ONU a Siria, Staffan de Mistura.

“Tenemos una actitud constructiva para el trabajo con nuestros colegas y esperamos que podamos avanzar en relación al proceso de negociaciones dentro de Siria” le dijo Gatilov a Tass. Agregó que Moscú espera que los demás colegas tengan el mismo enfoque. Tass informó que se espera que las tres partes discutan en detalle cómo promover las negociaciones dentro de Siria. También pudieran enfocarse en la elaboración de los acuerdos que se lograron en las pláticas de Lavrov y Kerry.