Despliegan a los gobiernos controlados por Londres para desmembrar a la Unión Aduanera MERCOSUR

4 de agosto de 2016

4 de agosto de 2016 — El Presidente de Argentina Mauricio Macri y el presidente impuesto en Brasil, Michel Temer, están activamente destrozando al Mercado Común del Sur (Mercosur), la unión aduanera fundada en 1991. Mercosur ha jugado un papel en la integración del continente en la última década y acogió el paradigma de los BRICS, después de la cumbre de los BRICS en julio del 2014 en Fortaleza, Brasil. Sus cuatro miembros originales fueron Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay; Venezuela fue aceptada como miembro de pleno derecho en julio del 2012.

Macri y Temer argumentan que el Mercosur es demasiado "proteccionista" y que debería mejor orientarse hacia el libre comercio, para aliarse, por ejemplo, al trasero libre cambista de la Alianza del Pacífico. Fantasean en que finalmente se van a unir a la Asociación Transpacífica (TPP).

La semana pasada, Temer, Macri y el Presidente paraguayo Horacio Cartes provocaron una crisis, cuando se negaron a asistir a la ceremonia del 30 de julio en Montevideo, en donde estaba programado que Venezuela tomara posesión de la presidencia rotatoria del Mercosur por seis meses, que dejaba el presidente de Uruguay. Acusaron al gobierno de Venezuela de "autoritario", por lo que no es posible que funja como presidente del Mercosur, y, según dijo el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra, haría que la unión aduanera se fuera "por el camino equivocado", según informó hoy Página 12, lo cual resulta verdaderamente sardónico, proveniente de un gobierno instalado mediante un golpe de Estado de los banqueros internacionales en contra del gobierno electo de Dilma Rousseff. Hoy 4 de agosto se reunen en Montevideo los ministros de Relaciones Exteriores de los cuatro países originales para discutir la propuesta de Brasil de que el próximo presidente rotatorio sea una comisión formada por los embajadores de los cuatro países.

En declaración del 2 de agosto, la Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, atacó a Brasil, Argentina y Paraguay por lanzar lo que ella calificó de una "triple alianza" y "Operación Cóndor" en contra de Venezuela, lo que refleja la ofensiva de las fuerzas ultraderechistas en el continente que intentan volver a imponer el neoliberalismo. No pasó desapercibido el significado de estas dos frases para aquellos que conocen la historia de América del Sur: se refieren a la guerra de la "Triple Alianza" orquestada por los británicos en 1865-1870 en contra de Paraguay y la coordinación, bajo el nombre de Operación Cóndor de las dictaduras militares de América del Sur en la década de 1970 para secuestrar, torturar y matar a todos y cada uno de los que fueran de la oposición política.