Para su uso en una California con escasez de agua: El logro de la desalinización israelí con nueva tecnología

9 de agosto de 2016

9 de agosto de 2016 — Un artículo en la revista del Instituto del Medioambiente Ensia, del 19 de julio, que se reprodujo en la revista Scientific American del 29 de julio, aporta un ejemplo brillante de cómo el casi árido Israel, con el uso de un proceso tecnológico mejorado de ósmosis inversa para desalinizar el agua de mar, se ha convertido en una nación con excedente de agua, al menos por ahora.

También ha contribuido a este excedente el hecho de que Israel monopoliza la fuente de agua del río Jordan, incluyendo el agua salobre para la desalinización, y no comparte el agua con otras naciones que delimitan con el valle del Jordán. Pero la tecnología, que ya se utiliza en una planta en California, es un avance significativo en términos de la eficiencia de la desalinización.

La Planta Desalinizadora Sorek ha sido fundamental en el éxito de Israel. El 16 de junio de 2016, Filgration System.com escribió que la planta Sorek es "la planta desalinizadora SWRO [siglas en inglés de ósmosis inversa de agua de mar] más grande y más avanzada del mundo que aporta cerca del 20% de las necesidad de agua municipal en Israel (aproximadamente 1.5 millones de personas). La planta fija varios parámetros industriales significativos en cuanto a tecnología de desalación, capacidad y costo del agua".

IDE Technologies, empresa que desarrolla tecnologías de tratamiento de aguas en Israel, dice que frente a los desafíos del país "han pasado 50 años desarrollando las tecnologías que se implementaron en la Planta Desalinizadora Sorek". "En la última década ha construido, y opera, tres plantas desalinizadoras de gran tamaño; Ashkelon con una capacidad de 396,000 m3/día (2005); Hadera con una capacidad de 525,000 m3/día (2009); y Sorek, la planta más grande del mundo en su tipo, con una capacidad de 624,000 m3/día (2013)" informa Filtration System.com.

El artículo de Ensia también destaca una de las principales razones detrás del éxito alcanzado por Sorek y otras plantas desalinizadoras en Israel. El artículo se refiere a un experto israelí, y dice que "los 'biocombustibles' han sido siempre el talón de Aquiles de la desalinización, y es una de las razones por las cuales se le ha considerado un último recurso. La desalinización funciona empujando el agua salada para que pase por unas membranas que contienen poros microscópicos. El agua pasa, en tanto que las moléculas de sal más grandes se queda atrás. Pero los microorganismos del agua salada colonizan muy rápidamente las membranas y bloquean los poros y controlarlos requiere de limpiezas costosas y con procesos químicos intensivos. Pero los investigadores israelíes han desarrollado un sistema sin sustancias químicas que utiliza rocas de lava porosas para capturar los microorganismos antes de que lleguen a las membranas.

"Este no es más que uno de los avances fundamentales en tecnología de membranas que ha hecho más eficiente la desalinización. Israel obtiene ahora el 55% de su agua para uso doméstico de la desalinización, y eso ha contribuido a convertir a uno de los países más secos del mundo en el gigante hídrico menos probables.