Manifestación de millones en Estambul contra el golpe en vísperas del viaje de Erdogan a Rusia

11 de agosto de 2016

10 de agosto de 2016 — Una concentración antigolpista congregó a millones de personas en Estambul con la participación de los tres principales partidos políticos: el partido gobernante Justica y Desarrollo (AKA), el partido de oposición Republicano Popular (CHP) y el Partido de Movimiento Nacional (MHP). El Partido Democrático Popular orientado hacia los curdos no fue invitado. El diario Hurriyet calculó que la manifestación contó con más de 3 millones de participantes; en tanto que Yeni Safak pone la cifra en 5 millones.

Con relación a estos acontecimientos, Lyndon LaRouche dijo que esto debe verse en el contexto de la reunión en San Petersburgo entre el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el Presidente ruso Vladimir Putin. Esta manifestación pone de relieve un importante elemento de unidad dentro de Turquía hacia un cambio político orientado al club de supervivientes encabezado por Putin.

Erdogan convocó a la manifestación e invitó a participar al líder del CHP Kemal Kilizdaroglu y el líder del MHP Devlet Bahzeli y sus partidos políticos. El acto se inició con una lectura del Corán hecha por Mehmet Gormez, el líder del Directorio de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet); los únicos oradores fueron Erdogan y los dirigentes de los tres partidos (los lideres del CHP y MHP más el Primer Ministro Binali Yildirim en su calidad de líder del AKP) y el Jefe del Estado Mayor, general Hukusi Akar. Todos los oradores denunciaron el intento de golpe de Estado y declararon que su derrota a manos de una abrumadora mayoría de la población fue un "momento decisivo" en la historia de Turquía. No se ondearon banderas de los partidos y además de la bandera turca solo hubo banderas de Azerbaiyán, Albania y del Ejército Siria Libre (FSA).

El Jefe de Redacción de Hurriyet Murat Yetkin escribió que el número sin precedente de manifestantes "marcó un hito" en la historia turca, y que, con la participación de los dos principales partidos de oposición, "no era el cuadro que esperaban ver los perpetradores del fallido intento de golpe de Estado". Expresó su esperanza en que continúe esta unidad, aunque advirtió que todavía no está claro que esto vaya a ser así.