Obamacare se está convirtiendo en un impuesto, y muy grande

18 de agosto de 2016

18 de agosto de 2016 — Esta semana se agravó la tendencia de las compañías aseguradoras a abandonar el plan de las pólizas individuales del Obamacare, y al mismo tiempo, se publicó un estudio de la Reserva Federal de Nueva York en donde se muestra que el Obamacare está forzando a los empleadores a eliminar puestos de trabajo en Nueva York y a cambiar sustancialmente en sus planes el costo de los seguros de salud par sus trabajadores. "Obamacare está en crisis" dice el encabezado del noticiero Bloomberg; pero en realidad es la economía en su conjunto la que está en crisis, que se agrava por la contracción en la cobertura per cápita del Obamacare.

Las grandes aseguradoras dicen que están perdiendo $2 mil millones/año por su participación en los planes del Obamacare. En noviembre del 2015, cuando UnitedHealth Group dijo que ellos esperaban reportar grandes pérdidas en sus pólizas de Obamacare en el 2016, sus rivales como Anthem y Aetna señalaron que sus negocios con el Affordable Care Act (ACA, acrónimo del nombre oficial del Obamacare) iban muy bien. El gobierno de Obama usó esto como evidencia para refutar los alegatos de que había problemas sistémicos. Ahora ya no los puede negar; las cuatro aseguradoras de servicios de salud más grandes de EU informan que están perdiendo cientos de millones de dólares con sus planes de Obamacare, a pesar de que el gobiernos les paga directamente subsidios sustanciales. UnitedHealth se ha salido de 31 de los 34 estados en donde vendía pólizas ACA. Humana se está saliendo de ocho de los 19 estados y del 90% de los 1,315 condados en donde las ofrecía hace un año. Anthem todavía no anuncia sus planes. El 15 de agosto, Aetna dijo que ya no va a vender planes bajo el Obamacare en 11 de 15 estados.

En promedio, las aseguradoras están contemplando alzas en las primas en alrededor de un 24% para el 2017, calcula Charles Gaba de ACASignups.net, un sitio electrónico que rastrea la ley sobre servicios de salud. Hasta una cuarta parte de todos los condados de EU, en especial en las zonas rurales, corren el riesgo de no tener más que una sola aseguradora que ofrezca planes para el Obamacare el próximo año.

Como lo informó el 16 de agosto el Business Week, las pólizas individuales del Obamacare en gran parte fueron adquiridas por personas mayores, con más problemas de salud, que son los más costosos de asegurar.

" 'Lo que nos queda es un programa altamente subsidiado para personas de relativamente bajos ingresos', dice Dan Mendelson, director ejecutivo de la firma de consultoría Avalere Health. 'No estamos llegando a la perspectiva más amplia de una estructura de mercado privado sólida que posibilite que un porcentaje sustancial de estadounidenses compre sus seguros".

Mientras tanto, la Reserva Federal de Nueva york dio a conocer un estudio el 17 de agosto de las compañías de todo el estado de Nueva York a las que se les exige que ofrezcan planes de la compañía bajo el Obamacare. El estudio no encontró que las compañías estuvieran cambiando a los trabajadores de tiempo completo a medio tiempo para evitar el mandato; encontró algo peor, los están despidiendo. Un 21% de las compañías industriales reportaron recortes en su fuerza laboral en respuesta al ACA. Una tercera parte reportó aumentos en sus precios para que los clientes carguen con parte del costo del Obamacare. Y "la gran mayoría" reportó cambios en sus planes con "deducibles más altos, aumento en los copagos y mayores pagos máximos directamente del bolsillo" de sus empleados.

El "plan" de Hillary Clinton para salvar el Obamacare ahora tiene que ver con gastar más dinero en propaganda para aumentar la suscripción de los jóvenes "milenarios" que faltan; y aumentar el ya elevado subsidio de los contribuyentes para que no cueste más de un 8.5% del ingreso de los individuos asegurados, una reducción del 9.5% que cuesta este año.