La política monetaria del banco central destruye los ahorros

19 de agosto de 2016

19 de agosto de 2016 — La semana pasada el Financial Times de Londres informó que el volumen de bonos con rendimientos negativos ha alcanzado ahora los $13.4 billones de dólares. El día 18 temprano, los rendimientos en los bonos alemanes, franceses y holandeses a diez años, cayeron de nuevo ante las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos va a continuar con tasas de interés a la baja. Actualmente el rendimiento de los bonos alemanes a diez años es de -0.08%, los bonos suizos de -0.06%. El Reino Unido, Canadá y Estados Unidos todavía siguen en la región de los números positivos.

Los capitales están huyendo de los bonos en busca de inversiones de alto riesgo, bolsas de valores y mercados emergentes.

Algunos bancos en Alemania ya están instrumentando los "strafzins", tasas negativas punitivas contra los depositantes. El Sparkasse in Gmund Am Tagernsee en Bavaria está cobrando una tasa 0.4% a los depósitos de más de 100,000 euros. Esta es la misma tasa que el banco tiene que pagar por los depósitos de un día para otro en el Banco Central Europeo (BCE) e involucra a un poco más de 100 depositantes para un total de 40 millones de euros. Es una cantidad mínima y un banco pequeño, pero sienta un precedente.