Presidente Putin en Crimea: Rusia mantendrá las relaciones con Ucrania pese a las provocaciones de Kiev

20 de agosto de 2016

20 de agosto de 2016 — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, se reunió el viernes 19 en Crimea con miembros del Consejo de Seguridad de Rusia, y habló del compromiso de Rusia de continuar las relaciones con Ucrania, a pesar de las provocaciones de Kiev y a pesar de su rechazo o incapacidad para cumplir con los acuerdos de Minsk, como dijo Putin. Asimismo, Putin anunció el nombramiento de un enviado especial de Rusia a Ucrania, para tratar las relaciones comerciales, económicas, científicas y técnicas, según informó la agencia Tass. "No planeamos dar marcha atrás en nuestros vínculos a pesar de la renuencia de las autoridades actuales de Kiev a que tengamos relaciones diplomáticos plenas al nivel de embajadores; vamos a crear no obstante las posibilidades de tener contactos y mantenerlos".

Un punto central de la discusión del Consejo de Seguridad fue la cuestión de proporcionar seguridad a los residentes y visitantes de Crimea. Recientemente, Kiev hizo un intento de sabotaje hacia Ucrania, pero los rusos lo frustraron. Putin puso esto en el contexto de las acciones de Kiev contra los Acuerdos de Minsk. "Es claro que nos hemos reunido [el Consejo de Seguridad] por un motivo bien conocido y después de un incidente muy bien conocido, la penetración abortada de saboteadores ucranianos. Parece que nuestros socios de Kiev han tomado la decisión de agravar las tensiones, y es claro el por qué hicieron eso", dijo Putin.

"Incitar tensiones es un truco bien sabido. Se ha utilizado desde tiempos inmemoriales. A veces tiene éxito, y a veces no", agregó.

¿Por qué intentó esto Kiev? "Es claro por qué se hizo eso. Ellos [Ucrania] son renuentes o incapaces de cumplir los Acuerdos de Minsk. Son incapaces de explicar a su propio pueblo los errores considerables en las políticas socio-económicas", explicó Putin.

El nuevo enviado ruso a Ucrania es Dmitry Livanov, ex Ministro de Educación y Ciencia.

Una vez más, con estas medidas, Putin flanqueó la dinámica de enfrentamiento de los geopolíticos de Londres y de Obama, que tratan de hacer que Rusia se enfrente a Ucrania y al mundo. Lyndon LaRouche comentó que "esto va a causar un alboroto".