Las tasas de interés negativas regresan a una economía de dinero en efectivo nada más

22 de agosto de 2016

22 de agosto de 2016 — Otro indicio de que el sistema financiero con sede en Wall Street y la City de Londres se está derrumbando y de que ha fracasado su plan de poner al banco central a imprimirles dinero, son los informes cada vez más repetidos de que las tasas de interés negativas están llevando a las personas y a las empresas a sacar su dinero del banco y mantenerlo en efectivo.

Según un artículo que subió el portal de la cadena CNBC, se ha elevado significativamente la venta de cajas fuertes y mini bóvedas en Japón desde que el Banco de Japón introdujo las tasas de interés negativas, y muchos hogares allá están sacando su dinero de los bancos para guardarlo en lugares de seguridad. Según el artículo los bancos alemanes Commerzbank y Munich Re están considerando almacenar dinero en efectivo físicamente.

El director de la agencia calificadora S%P Global Ratings de Londres, Andrew Paranthoiene, le dijo a CNBC que "si las tasas de interés negativas se extienden más allá de las instituciones financieras importantes hasta la economía en general, la economía va a girar cada vez más hacia una economía de dinero en efectivo solamente. Esto significa un mayor costo en las transacciones y un mayor riesgo de robos. Algunas industrias se podrían beneficiar: Los servicios de protección a los hogares y los fabricantes de cajas de seguridad. Nos estaríamos regresando a una sociedad que opera solo con dinero en efectivo. Si eso fuera todo, tendría un costo en productividad. Se hace más difícil y más caro completar una transacción. Realmente es regresar el reloj".