Nuevos documentos ponen al descubierto la envergadura de la intervención de Soros en Ucrania

22 de agosto de 2016

22 de agosto de 2016 — Documentos hackeados de la Fundación Sociedad Abierta de George Soros y filtrados por el grupo DC Leaks, revelan que el agente británico dirigió personalmente la organización de la "Nueva Ucrania" después del golpe de Estado de la Plaza Maiden de fines de febrero de 2014, que orquestaron organizaciones controladas por Soros. Recibieron la ayuda de la subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos Victoria Nuland y otras organizaciones no gubernamentales (ONG) en el establo del Proyecto Democracia que se han usado para promover las revoluciones de colores alrededor del mundo.

Como lo informó The Duran, reproducido en Zero Hedge y por Sputnik, unas semanas después del golpe, Soros sostuvo "reuniones extensas y detalladas" en la embajada estadounidense en Kiev "con casi todos los actores participantes en el golpe de la Maidan; desde el embajador estadounidense Geoffrey Pyatt, hasta los Ministros de Relaciones Exteriores, de Justicia, Salud y Educación de Ucrania. La única persona que no estuvo presente fue Victoria Nuland, aunque estamos seguros de que las minutas de esas reuniones están esperando ver la luz del día" escribió Alex Christoforou de The Duran. En todas estas discusiones, Soros subrayó la necesidad de distanciar a Ucrania de cualquier influencia rusa, y atacó personalmente al Presidente Vladimir Putin.

Las minutas del 31 de marzo del 2014, "Desayuno con el Embajador Geoffrey Pyatt" son ilustrativas. La reunión incluyó a Soros, Pyatt, ejecutivos de la Fundación Renacimiento Internacional (IRF) de Soros y su Fundación Sociedad Abierta y el director regional del USAID del Departamento de Estado, entre otros. Aquí, cuando Pyatt le preguntó qué debería estar haciendo el gobierno de Estados Unidos, Soros se quejó de que Obama era "demasiado blando con Putin" y exigió que EU le debería de imponer "sanciones inteligentes más potentes" a Rusia. The Duran destaca que los participantes en la reunión "estaban totalmente fijados en Rusia y Putin". Tanto Pyatt como Soros pidieron que se le diera una "ayuda profesional de relaciones públicas" al gobierno ucraniano dirigida en contra de Putin y Pyatt destacó que el problema era moverse hacia la "descentralización" que no "le sirviera a la agenda rusa".

Soro expresó también su esperanza de que en el futuro hubiera una "cooperación y contacto cercano" entre la embajada de EU y la Fundación Renacimiento Internacional. La IRF está de hecho muy metida en la reforma del sistema educativo de Ucrania, con el propósito de sacar todas las influencias "soviéticas" y producir una población iletrada susceptible de trabajar como mano de obra esclava.