Italia, Alemania y Francia fraguan la forma de evadir el Brexit

23 de agosto de 2016

23 de agosto de 2016 — Los dirigentes de los tres países más grandes de la Unión Europea (UE) se reunieron el 22 de agosto en Vetontene, una pequeña isla en la costa de Nápoles (en donde salió del cascarón el cuclillo conocido como la UE) para tratar de parchar la grieta que representa el Brexit, informó Matt Dathan en el Daily Mail. Ventotene es bastante simbólico dado que fue ahí que el prisionero Altiero Spinelli escribió durante la Segunda Guerra Mundial, el manifiesto donde hacía un llamado a una Europa federalizada.

El primer ministro italiano Matteo Renzi invitó a la Canciller alemana Angela Merkel y al Presidente francés Hollande a esa isla diminuta para planear una estrategia antes de la cumbre informal de todos los 27 dirigentes europeos en septiembre. Merkel, Hollande y Renzi, que enfrentan todos elecciones en el 2017, están tratando de fraguar algo a espaldas de los votantes para encontrar un enfoque común que asegure la continuación de la UE. El 16 de septiembre se va a celebrar una cumbre de todos los 27 países en Bratislava, Eslovaquia en donde se discutirán los términos de las relaciones de la UE con Gran Bretaña después del Brexit.

En Gran Bretaña, los proponentes victoriosos de "Salir", le están urgiendo al gobierno del Reino Unido que acelere los planes para salirse. Actualmente, no están programadas para iniciarse las negociaciones del Brexit sino hasta el 2017. Iain Duncan, uno de los lideres de la campaña "Salir", exhortó a la primera ministra Theresa May para que inicie negociaciones formales "en cuanto sea posible" y acusó a los partidarios de "Permanecer" de tratar de demorar la instauración del Artículo 50, con la esperanza de poderlo posponer indefinidamente. Duncan Smith, otro de los lideres de "Salir", en respuesta a los informes de que el gobierno británico pudiera esperar hasta fines del 2017 antes de invocar el Artículo 50 (lo que significaría que Gran Bretaña pudiera no salirse sino hasta fines del 2019) escribió el domingo 21 The Sun on Sunday que Gran Bretaña no necesita un acuerdo que le permita seguir siendo parte de un mercado europeo único, argumentando que las razones económicas para salirse 'son de peso"'. Lo único que ha dicho hasta ahora la primera ministra británica Theresa May es que ella no va a presentar la notificación del Artículo 50 antes del 2016, pero Duncan Smith dijo que no debe esperar, dado que "el sugerirlo no es más que otro intento por convertir el resultado del referendo en un nuncarendo... Hay que salirnos en cuanto nos sea posible, para seguir adelante y sacarle el mejor provecho a nuestra nueva independencia recién recuperada". Smith advirtió a los ministros que no traten de negociar alguna forma de acuerdo "UE-lite" que buscaría que Gran Bretaña continuara estando sujeta a la ley europea."Que estemos afuera hace que regrese a nosotros el control sobre nuestras leyes y fronteras y libera al Reino Unido de las regulaciones de la UE" dijo.