Director de equipo de peritos ruso: Rusia y China tienen que hacer que Estados Unidos se integre al necesario Nuevo Orden Financiero

25 de agosto de 2016

24 de agosto de 2016 — "Rusia y China deben trabajar juntos en el marco del G20 para garantizar un nuevo orden financiero internacional", y aunque parezca difícil, tienen que hacer que Estados Unidos se integren también, le dijo Andrey Kortunov, director general del Consejo Ruso de Asuntos Internacionales (CRAI), a la agencia oficial china Xinhua el 23 de agosto.

Kortunov no habla como si fuera un perito que comenta desde la barrera. Xinhua describe al RIAC como "un equipo de peritos sobre política exterior con sede en Moscú cercano al Ministerio de Relaciones Exteriores". En verdad, el Ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov preside el Consejo de Administración de este "equipo de peritos académicos y diplomáticos" establecido en el 2010 en cumplimiento de un decreto presidencial para que "funcione como un vínculo entre el Estado, la comunidad académica, los empresarios y la sociedad civil en un esfuerzo por encontrar soluciones de política exterior a los temas conflictivos complejos" de acuerdo a como se describe el CRAI.

Kortunov le dijo a Xinhua que tiene que mejorarse el sistema económico y financiero internacional, porque "entre más se pospongan esas reformas, mayor será el riesgo de que haya nuevas crisis e inestabilidad en la economía mundial". De ahí la importancia de la iniciativa de China de crear nuevas instituciones financiera y económicas, como el BAII, en donde Rusia participará activamente, dijo. Kortunov también destacó que el G20 se creó en 1999 a raíz del reconocimiento de que se necesitaba "un mecanismo más representativo y más democrático, incluyendo a China, India y otros Estados no Occidentales".

Luego viene la parte clave:

"Si hoy Pekín y Moscú ofrecen su concepto de estabilidad a la comunidad internacional, no son solo palabras huecas, sino propuestas basadas en muchas experiencias exitosas" dijo.

"El experto ruso dijo que Moscú y Pekín tienen que trabajar con Washington como un 'socio complejo y algunas veces impredecible' sin el cual es imposible solucionar muchos temas internacionales.

"Según su opinión, después de intentar sin éxito construir un mundo unipolar, Estados Unidos se ve ahora forzado a revisar sus ambiciones, así estén reacios a abandonar su pretensión de liderato global.

"Como resultado de esto, dijo, Estados Unidos ha mostrado inconsistencia y una brecha entre la retórica y la práctica en la política exterior.

"Tanto China como Rusia deben buscar consistentemente terreno en común con Washington y evitar crisis sin hacer concesiones en materia de principios' sugirió Kortunov".