Campamentos de indigentes proliferan en ciudades importantes de Estados Unidos, en tanto crece la pobreza y la indigencia

14 de septiembre de 2016

14 de septiembre de 2016 — Campamentos de indigentes “sin techo” y ciudades de tiendas de campaña están proliferando en la mayoría de las ciudades más grandes de Estados Unidos, a consecuencia de la desintegración económica que conduce hacia mayores tasas de pobreza, desempleo e indigencia. Según el blog The Economic Collapse (El colapso económico), actualmente hay medio millón de personas que no tienen hogar en Estados Unidos, pero el número aumenta diariamente.

La proliferación de estas ciudades de tiendas de campaña, en ciudades importantes como Washington, DC (la capital de Estados Unidos), Seattle, y San Louis, refleja como ha empeorado la situación. En California, la tasa de personas sin hogar es tan alta que el Ayuntamiento de Los Angeles pidió al gobernador del estado, Jerry Brown, que declarase oficialmente un estado de emergencia. La ciudad de Portland, Oregon, extendió su “estado de emergencia por falta de techo” por un año más.

La creación de estas ciudades está en “auge” en muchos lugares, de acuerdo a este informe, y funcionarios locales no tienen medios para enfrentar el problema. Muy a menudo, a los acampados se les exige que quiten sus tiendas y que desalojen el sitio, sin tener otro lugar a donde ir.

El apuro en que se ven los niños es particularmente desesperado. El blog The Economic Collapse ha hecho un seguimiento de la situación, y de acuerdo a sus archivos, desde el 2008 el número de niños sin hogar se ha elevado en un 60%. Por su parte, el portal “Poverty USA” (EUA Pobre) añade que el año pasado, 1.6 millones de niños durmieron en un albergue para desamparados o en algún otro tipo de albergue de emergencia en algún momento. Esto es a lo que Obama le llama “recuperación”.

En 27 ciudades importantes de Estados Unidos, se han establecido grandes campamentos de indigentes sin hogar, de tal modo que ya tienen su propio nombre: Camp Hope en Las Cruces, Nuevo México; Camp Take Notice en Ann Arbor, Michigan; Safe Ground, en Sacramento, California; y The Jungle, en San José, California, son solo algunos de ellas.

El blog The Economic Collapse advierte que mientras continúa el “declive” económico, “nuestro auge de desamparados crece en espiral y se sale de control. Muy pronto habrán campamentos de indigentes prácticamente en cada comunidad de Estados Unidos”.