Rusia acusa al gobierno de Obama de defender al EIIS, después de que E.U. bombardeó tropas sirias

19 de septiembre de 2016

19 de septiembre de 2016 — Rusia convocó al Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) a una reunión de emergencia la noche del sábado 17, para exigir que Estados Unidos ofrezca una explicación sobre el bombardeo que realizó ese día 17 de septiembre, en donde aviones estadounidenses y australianos mataron a 62 soldados sirios en Deir ez-Zor. Las tropas sirias habían estado peleando durante semanas contra el Estado Islámico (EIIS) que tiene sitiada la ciudad.

Después de los bombardeos y antes de la reunión del CSNU, la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova atacó violentamente al gobierno de Obama en términos nada ambiguos: “Si antes teníamos sospechas de que el Frente Al-Nusra es protegido de esta forma, ahora, después de los ataques aéreos de hoy en contra del Ejército Sirio, hemos llegado a una conclusión verdaderamente aterradora para todo el mundo: que la Casa Blanca defiende al EIIS. Ahora ya no queda lugar a dudas de esto”. Continuó: “Exigimos explicaciones de Washington: es esta una política deliberada de apoyo al EI o un error”.

Después de la reunión a puerta cerrada del CSNU, la embajadora de Estados Unidos, Samantha Power, mostró lo peor de su cobre en sus comentarios a la prensa. Empezó despachando rápidamente el incidente en 30 segundos: “Si determinamos que en realidad atacamos personal de las Fuerzas Armadas de Siria, esa no era nuestra intención y por supuesto lamentamos la pérdida de vidas”. De ahí pasó después a dedicar los siguientes 15 minutos a atacar violentamente a Rusia de “hipócrita” y “grandilocuente” por atreverse a llevar este caso ante el CSNU. “¿Por qué tenemos esta reunión esta noche? Es una distracción de lo que está sucediendo en el terreno... Rusia tiene realmente que parar su juego político barato y su grandilocuencia y sus artificios y enfocarse en lo que importa”.

El Comando Central de EU (Centom) dió a conocer una explicación más moderada, aunque igualmente increíble: “Las fuerzas de la Coalición creyeron que estaban atacando la posición de los combatientes del Daesh que habían venido rastreando desde hace bastante tiempo antes del ataque... El ataque de la coalición se paró de inmediato cuando los oficiales rusos le informaron a los oficiales de la coalición que era posible que el personal y vehículos bajo ataque formaran parte de las fuerzas armadas de Siria... Las fuerzas de la coalición nunca atacarían intencionalmente una unidad militar siria reconocida”.

El embajador ruso ante el CSNU, Vitaly Churkin, respondió a la situación en sus comentarios a la prensa después de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU: “Es sumamente sospechoso que Estados Unidos haya escogido llevar a cabo este ataque aéreo en particular en este momento... Es muy significativo y no accidental que haya ocurrido solo dos días antes de cuando se supone van a entrar totalmente en vigor los acuerdos ruso-estadounidenses”. A una pregunta sobre si significaba el fin del acuerdo de cese al fuego, Churkin afirmó: “Esto tiene un enorme signo de interrogación. Me interesaría mucho saber cómo va a reaccionar Washington. Si lo que hizo la embajadora Power hoy es un indicio de su posible reacción, entonces estamos en serios problemas. ¿Quién está a cargo en Washington? ¿Es la Casa Blanca o el Pentágono? Porque hemos escuchado declaraciones del Pentágono que simplemente están completamente en contra de lo que hemos escuchado del Presidente Obama y del Secretario Kerry”.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria fue también explícito: “Este ataque es deliberado y Estados Unidos está conspirando para llevar a cabo su estrategia de continuar la guerra terrorista en contra del Ejército Sirio... Esto pone de relieve la coordinación entre esta organización terrorista (EIIS) y Estados Unidos”.

Lyndon LaRouche comentó hoy sobre estos acontecimientos, y puso de relieve que Obama está clínicamente demente y que está planeando lanzar una guerra. Está loco y es una amenaza real, afirmó LaRouche, pero yo no creo que pueda salirse con la suya. Obama siempre hace este tipo de cosas: comete una atrocidad y después trata de negar su responsabilidad en ella. Las acusaciones de autoridades rusas y sirias son importantes y desafían las intenciones de Obama.