Rusia: no hay señales de bombardeo contra el convoy de ayuda. Había una ofensiva de Al Nusra en la zona

21 de septiembre de 2016

21 de septiembre de 2016 — Aunque el Departamento de Estado simplemente declaró que los rusos o los sirios bombardearon desde el aire el convoy de ayuda humanitaria de la ONU y la Media Luna Roja en Siria, la evidencia es totalmente distinta. El vocero oficial del Ministerio de la Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, dijo el martes 20 de septiembre que "ni la aviación rusa ni la aviación siria llevaron a cabo ataques aéreos en contra del convoy humanitario de la ONU en las afueras sudoccidentales de Aleppo".

Es más, el video de la escena dado a conocer por los milicianos indica que el convoy fue destruido por el fuego y no con bombas, dijo. "Nosotros estudiamos cuidadosamente las grabaciones de video de los llamados activistas en el sitio y no encontramos ninguna señal de que ninguna munición haya alcanzado al convoy" dijo Konashenkov, y explicó que los vehículos no presentan ninguna destrucción causada por la ola expansiva causada por los disparos de las armas aéreas. "Todo lo que se muestra en el video son las consecuencias directas de que el cargamento estallara en llamas y esto empezó de una manera extraña, simultáneamente con la ejecución de una ofensiva masiva de milicianos en Aleppo", dijo.

Rusia siguió al convoy con drones hasta que entregó su carga, lo cual se completó. "Como a las 13:40 hora de Moscú, todos los cargamentos fueron entregados con seguridad en su destino final", dijo Konashenkov. "Después de esto, el centro para la reconciliación de las partes en conflicto en Siria dejó de observar el convoy. La parte rusa no siguió los movimientos posteriores del convoy. Solo los milicianos que controlan estas zonas conocían toda la información sobre el paradero del convoy".

La Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja) árabe de Siria dijo que el ataque ocurrió en su almacén cuando descargaban el material.

La ONU dijo que no podían establecer las circunstancias del incidente ahora, pero que "varias fuentes" habían confirmado que el fuego empezó a causa de fuego de artillería" informa TASS.

Sin embargo, dos altos funcionarios del Departamento de Estado, declararon que los perpetradores eran ya sea Rusia o el gobierno de Siria, sin presentar pruebas. El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, llegó hasta decir que como resultado de esto, Estados Unidos "va a reconsiderar las posibilidades futuras de cooperación con Rusia", lo cual es claramente la intención de quienes en el gobierno de Obama se oponen a que haya ningún tipo de cooperación con Rusia.

Entre estos se incluiría al Consejero Adjunto de Seguridad Nacional de Obama, Ben Rhodes, quien dijo "toda la evidencia que tenemos apunta a la conclusión" de que Rusia o Siria cometieron la atrocidad mediante un ataque aéreo. Con estos encabezados, el mismo informe de la CNN deja escapar un comentario después: "Por ahora, no hay ninguna inteligencia específica que indique que aviones o helicópteros sirios estaban en la zona, aunque este tipo de información pudiera salir a la luz más adelante, dijo el funcionario".

Este es otro ejemplo más de lo que dice Helga Zepp-LaRouche, que en Estados Unidos, prensa libre quiere decir que es totalmente libre de la verdad.