El programa 60 Minutes de CBS amenaza guerra nuclear contra Rusia

29 de septiembre de 2016

28 de septiembre de 2016 — El domingo 26, la cadena de TV CBS transmitió en el programa 60 Minutes una versión completamente falsificada de la historia de los últimos tres años, con el propósito evidente de culpar de todo a Rusia por el peligro creciente de una guerra nuclear, y de paso amenaza con que Estados Unidos lanzaría una guerra nuclear como represalia.

El presentador del programa, David Martin, que es el corresponsal de la cadena ante el Pentágono, dijo desde el inicio del programa, antes de presentar ninguna entrevista, que hasta hace tres años, Estados Unidos y Rusia eran socios, "pero eso fue antes de que Rusia invadiera Crimea, utilizando fuerzas militares para cambiar las fronteras de Europa. Y antes de que su Presidente, Vladimir Putin, y sus generales comenzaran a hablar de armas nucleares".

Partiendo de la versión de la historia que ofrece CBS, uno podría pensar que Rusia "invadió" Crimea y empezó a hablar de armas nucleares, sin que nada pasara en el mundo. Los años de expansión de la OTAN hacia el este; el violento golpe de Estado en Kiev en contra de un gobierno reconocido internacionalmente, y a instancias del Departamento de Estado de EU, así como otras realidades de la historia reciente, no se mencionan para nada en el programa. En su lugar, 60 Minutes presenta un cuadro de una Rusia agresiva, casi impaciente por presionar el botón nuclear.

El programa tiene una entrevista con el ex comandante de la OTAN, general (ret.) Philip Breedlove, quien le dice a Martin que los rusos consideran las armas nucleares como una extensión normal de un conflicto convencional.

"Yo creo que, para ellos, el empleo de armas nucleares no es impensable", dice Breedlove. Una de las tesis que promueve Martin es la idea de "intensificar para des-intensificar"; de que los rusos emplearían armas nucleares para hacer retroceder un conflicto convencional. El contralmirante Steve Parode, director de Inteligencia para el Comando Estratégico de EU, le dijo a Martin que él piensa que los rusos sienten "que en lo fundamental Occidente es sociológicamente más débil, y si ellos llegaran a utilizar un arma nuclear en medio de un conflicto entre, digamos, la OTAN y Rusia, podrían causar una conmoción en las potencias occidentales para que dejaran de intensificar el conflicto; congelar el conflicto; y pedir un cese al fuego". Martin no menciona para nada que esta fue precisamente, en esencia, la estrategia nuclear de la OTAN durante la Guerra Fría, el empleo de armas nucleares para superar la ventaja soviética convencional en blindados en Europa Central.

El programa está repleto de imágenes y simbolismos nucleares de Estados Unidos, incluyendo una exposición tipo salón de clase, sobre el bombardero estadounidense B-52 en su hangar en la Base de la Fuerza Aérea en Barksdale, Luisiana, y un informe sobre los ejercicios del Comando Estratégico (Stratcom) llamados Polar Growl (Gruñido Polar), en el cual cuatro B-52 vuelan sobre el Ártico para enviar un "mensaje" a Putin. El mensaje era obvio, como demostró el miembro de la Federación de Científicos Americanos, Hans Kristensen, con su diagrama de Google Earth que muestra que esos bombarderos, pueden transportar un total de 80 misiles crucero nucleares, y alcanzar una serie de objetivos importantes dentro de Rusia.

Todo el programa tiene el único propósito de encubrir la realidad de que es el Presidente Obama y sus controladores británicos quienes amenazan cada vez más con una guerra nuclear, con su política de confrontación no solo contra Rusia, sino contra China también.