Primero fue el Deutsche Bank y ahora el Royal Bank of Scotland enfrenta multas del Departamento de Justicia de EU

19 de noviembre de 2016

19 de noviembre de 2016.- Primero fue el Deutsche Bank, ahora es el Royal Bank of Scotland (Banco Real de Escocia) al cual el Departamento de Justicia de Estados Unidos le podría imponer una multa de más de $12 mil millones de dólares por ventas engañosas de valores respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) antes de la crisis del 2008. El gobierno británico es propietario de un 73% del banco.

El diario londinense Guardian cita a James Leigh-Pemberton, presidente de Inversiones Financieras del Reino Unido (la firma estatal que administra los inversiones de la reina), quien destacó que las negociaciones en marcha actualmente entre el Departamento de Justicia y el Deutsche Bank, que empezaron en $14 mil millones de dólares, podrían afectar la cantidad con que se podría multar al Royal Bank of Scotland (RBS), y que "podría ser por $5 mil millones, podría ser por $12 mil millones". También admitió que "con base en lo que ha sucedido con el Deutsche Bank, podría ser más".

Las acciones del Royal Bank of Scotland cayeron 2% a 208 libras esterlinas; por debajo del precio promedio de 502 libras al que los contribuyentes compraron las acciones en el 2008 y 2009 y por debajo de las 330 libras al que se vendieron un 5% de las participaciones accionarias en agosto del 2015.