Lo principal segundario

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Debaten la Glass-Steagall en Italia; es el momento correcto.

noviembre 23, 2016
Presidente del Movisol y colaboradora de mucho tiempo de Lyndon y Helga LaRouche, Liliana Gorini, dio un discurso en la Conferencia de Alba, "La verdadera economía por medio de la separación bancaria y los microcréditos"

22 de noviembre de 2016 — Un debate local en Alba (Piedemonte) que fue organizado por un simpatizante del Movimiento Solidaridad (Movisol) de Italia, este sábado 12 de noviembre, se convirtió en un debate político nacional sobre la Glass-Steagall y las "Cuatro Leyes" del estadista estadounidense Lyndon LaRouche, y sobre el cambio de paradigma que se ha manifestado luego de las elecciones de Estados Unidos. La ponente principal de la conferencia sobre la Glass-Steagall fue Liliana Gorini, presidente de Movisol, el movimiento de LaRouche en Italia. Ella le explicó a la audiencia, y a un sinnúmero de parlamentarios y legisladores estatales que asistieron al evento, que fue gracias a la movilización de LaRouchePAC, desde el 2008, que la Glass-Steagall está hoy en tantas legislaturas estatales de Estados Unidos; en el Congreso de EUA, e incluso en las plataformas del Partido Republicano y del Partido Demócrata, y el nuevo Presidente electo, Donald Trump la respaldó.

Gorini le dijo a los líderes políticos que estaban allí reunidos, que a Trump lo eligieron por dos razones, que él mencionó en el discurso que dio en Charlotte, Carolina del Norte, el 26 de octubre. Primero, porque Hillary Clinton nos hubiera llevado a una Tercera Guerra Mundial al imponer una zona libre de vuelos en Siria; y segundo, porque el 90% de la población de Estados Unidos está harta y cansada de Wall Street y del la casta gobernante actual, y quieren la separación bancaria que regula la Glass-Steagall y un sistema de crédito para revitalizar la economía real.

"Da la casualidad de que yo estaba en Boston, en Estados Unidos, cuando se desató la crisis del 2008, y vi en las noticias de la televisión cuantos ciudadanos estaban llamando a sus representantes en el Congreso con este mensaje: 'Si rescata financieramente a los especuladores, no vamos a votar por usted' ", dijo Gorini. "No debe sorprenderle a nadie que la gente votó en contra de Hillary; a ella le paga Wall Street; ella respaldó a Wall Street públicamente, y se opuso con vehemencia a la Glass-Steagall", explicó.

Gorini además citó el discurso que dio la senadora de EUA Elizabeth Warren a la AFL-CIO, en el cual rechazó tajantemente las declaraciones racistas de Trump, pero también dijo que ella está lista para cooperar con él para reinstituir la Glass-Steagall, y para combatir los tratados de libre comercio.

"Glass-Steagall es la única manera de lograr la unidad de la nación que todos están pidiendo, luego de una campaña presidencial tan áspera y sucia, y eso mismo se puede aplicar a Italia, en donde hay 8 proyectos de ley de la Glass-Steagall en el Parlamento italiano, que ha sido introducido por todos los partidos, desde la derecha hasta la izquierda, incluyendo uno que introdujo el Partido Demócrata Italiano. Ya es hora de votar por ellos", afirmó Gorini.

Todos los conferencistas que hablaron luego de Gorini, respondieron a lo que ella planteó, refiriéndose a las afirmaciones de Gorini, comenzando por un legislador estatal del Partido Demócrata, Paolo Allemano, quien dijo que, "yo no conocía al Movisol, y hoy he aprendido mucho, en particular acerca de Estados Unidos. Escuché la referencia polémica que se hizo a los varios proyectos de ley por la Glass-Steagall que hay en el Parlamento, incluyendo uno del Partido Demócrata. Creo que es el momento para discutirlos".

La siguiente persona que habló fue Laura Castelli, parlamentaria miembro del Partido 5 Estrellas, quien forma parte de la Comisión de Finanzas del Parlamento, y quien volteó hacia Gorini para decirle, "yo tengo buenas noticias: el Partido 5 Estrellas introdujo una enmienda sobre la Glass-Steagall al debate sobre el presupuesto italiano, y se discutirá en tres días. En la Comisión del Presupuesto abordamos bastante la cuestión de los derivados, y cuando pedimos cifras del nivel de riesgo a los derivados en Italia, nos respondieron que no nos es permitido conocer eso. Esto te da una perspectiva clara de cómo se está colapsando el sistema. No solo exigimos la Glass-Steagall, sino además un banco nacional, y la nacionalización del Banco de Italia. La cláusula que se añadió a la Constitución italiana sobre un presupuesto equilibrado (Artículo 81), que nos impuso Europa, no se puede respetar, e incluso el gobierno de Renzi tuvo que admitirlo. Nosotros sí esperamos que este debate se lleve a cabo y lleve a un cambio".

Marta Giovannini, también miembro de la Comisión Nacional Ejecutiva del Partido Demócrata Italiano, envió un mensaje desde Roma en respaldo a la Glass-Steagall. Luego de la conferencia todos lo políticos, y los ciudadanos no electos, que también estuvieron en la conferencia, le dieron las gracias a Gorini por la importante información sobre la campaña del LaRouchePAC, y expresaron que ellos aprecian enormemente lo que dijo al final, cuando hizo un llamado a que cada uno de los ciudadanos se movilice por la Glass-Steagall, así como los estadounidenses se movilizaron para que se aprobara la Ley Justicia Contra los Patrocinadores de Terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés), y comenzar a patear algunos traseros y a llamar a los políticos y a los alcaldes en vez de estar quejándonos de la situación en las cafeterías.

Como dijera Franklin Delano Roosevelt en su programa de radio en que se dirigía a los estadounidenses, llamado "Charlas en la chimenea": "Unámonos para vencer al miedo. Hemos creado la maquinaria para restaurar nuestro sistema financiero; ahora les toca a ustedes apoyarlo para echarlo a andar".

La revista semanal IDEA, informó sobre la conferencia, y también la Gazzetta d'Alba y Targato Cuneo, que tiene una red de lectores mucho más amplia.