Agencias calificadoras de la City de Londres y Wall Street atacan la calificación crediticia de Sudáfrica

28 de noviembre de 2016

28 de noviembre de 2016 — Como ya lo habían amenazado, las instituciones financieras de la City de Londres y Wall Street van a atacar la calificación crediticia de Sudáfrica, como castigo por contemplar la construcción de plantas nucleares, en lo que viene a ser el último ataque frontal en contra del BRICS. Las agencias habían advertido que harían eso precisamente, como ya se había informado el 23 de noviembre.

El día 25, Global Ratings de Standard & Poor redujo la calificación crediticia de la compañía de electricidad del gobierno Eskom, al nivel de "subinversión, de BB+ a BB, que está dos grados por debajo del límite de inversión. La principal inversión planeada por Eskon es una nueva capacidad nuclear y la compañía dijo recientemente que iba a usar su propio dinero para financiarla. La razón que dio Standard & Poor para degradarla fue el caso pendiente en los tribunales en contra del alza en las tarifas eléctricas que tenía planeado la Eskom. El mismo día, Fitch afirmó que el grado de inversión crediticio del país está un punto por encima de "chatarra" aunque cambió su perspectiva de "negativa" a "estable".

Eskom, por su parte, dio a conocer una declaración en respuesta, donde señal que "este punto de degradación de la calificación no va a tener un impacto material sobre los planes de financiamientos de Eskom para el año fiscal que concluye el 31 de marzo del 2021". Pero en vez de estar tratando de generar fondos internamente para "ahorrar" suficiente dinero para financiar sus plantas nucleares, sería mejor que las financiaran con el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS y el BAII, y vendedores de plantas nucleares como Rusia y China, entre los socios del BRICS.