Piden que el zar antidrogas forme parte de nuevo del gabinete

5 de diciembre de 2016

5 de diciembre de 2016 — Robert B. Charles, oficial retirado de la Armada y Subsecretario de Estado para Asuntos Judiciales y de Narcóticos Internacionales en la época del Secretario de Estado Colin Powell, hizo un llamado para que se considere la enorme epidemia de drogas como la crisis nacional que es y se le dé prioridad, y que se vuelva a colocar la Oficina sobre Política de Control de Drogas (ONDCP) —el “zar antidrogas”— de nuevo en una posición de gabinete, donde estaba antes de que Obama tomara posesión.

“Esta posición es más importante que nunca antes, y ningún Presidente ha estado en mejor posición de darle forma al futuro con dicho nombramiento” dijo Charles en un artículo que escribió el 3 de diciembre en el sitio electrónico conservador Townhall. Se refirió al general retirado Barry McCaffrey y a Bill Bennett como los mejores directivos que ha tenido la oficina sobre Política de Control de Drogas de los Estados Unidos.

“La adicción a los opiáceos se ha disparado a las nubes, lo que ha llevado a la cantidad sobrecogedora de 47,055 vidas perdidas el año pasado. Las muertes por consumo de drogas sintéticas se quintuplicaron en algunas categorías. El uso de marihuana, la base número uno de tratamiento de drogas, se ha remontado en 27%, durante los años de Obama. El manejo bajo influjo de las drogas se ha elevado en casi un 20% y 80% de los hombres arrestados por delitos contra la propiedad y personales en las principales ciudades, resultan positivos en las pruebas de drogas.

“Para evaluar la necesidad de un cambio, hay que considerar que cada uno de los estados y los distritos del Congreso están afectados por esta crisis. Cada maestro y padre de familia sabe que hay algo que está muy mal. Los gobernadores, los jefes de la policía, alcaldes, y alguaciles están utilizando más de su tiempo en estos problemas que cuando recién tomaron posesión de sus cargos. Se está afectando el tejido social. Ahora, agréguese la sobreposición de seguridad nacional, inteligencia compartida, efectos secundarios o terciarios sobre la salud y la seguridad públicas, y se tiene una crisis genuina. A la gente no le gusta hablar de estos temas, pero lo tienen que hacer; así como también el zar antidrogas y el próximo Presidente... El nuevo liderato puede marcar toda la diferencia en elevar a su nuevo zar antidrogas de nuevo al rango de miembro del gabinete que tenía antes de Obama, y después hacerle saber a la nación que Estados Unidos está comprometido con nuestros niños y la seguridad pública, la aplicación de la ley, prevención, tratamientos efectivos y este elemento importante de seguridad nacional” argumentó Charles.

Desde el 2014, Charles ya había hablado públicamente contra la política de Obama de promover la adicción con su “legalización penal por decreto” de la marihuana, junto con la legalización del dinero de la marihuana que estaba entrando en el sistema bancario de Estados Unidos.