Reacción histérica entre los ministros de Finanzas de la zona del euro: el voto en Italia "no cambia nada", dicen

6 de diciembre de 2016

6 de diciembre de 2016 — En su reunión en Bruselas el lunes 5, los ministros de finanzas de la Unión Europea (UE) se mostraron uniformemente histéricos, si no es que desilusionados, por los resultados del referendo en Italia, e insistieron todos en que los resultados de la votación no significan nada; no existe una crisis del euro, esto no es un Brexit, sino solo un asunto "interno" italiano y todo va a seguir como siempre. La eurozona "goza de cabal salud", pues.

Cualquiera que sea el planeta que habitan los ministros de finanzas, ciertamente no es la Tierra. Después de proclamar que "yo no creo que haya ninguna razón para hablar de una crisis del euro", el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schauble, afirmó simplemente que Italia "tiene que continuar con el camino marcado por el Primer Ministro Renzi en términos económicos y políticos", según informa The Telegraph de Londres. Después de todo, dijo, "los italianos tienen mucha experiencia bregando con situaciones como ésta y es por eso que no me preocupa".

El ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, comentó despreocupadamente que "los problemas que tenemos hoy son los problemas que tuvimos ayer y van a continuar siendo los problemas que tendremos que enfrentar y ese proceso va a continuar en lo que a mí respecta, así que mejor esperemos el resultado del proceso político". Aunque señaló que éste no es el momento de exigirle más austeridad a Italia, la invitó a que tome los pasos necesarios para que en un "futuro cercano" asegure que su presupuesto se ajuste a los dictados de la UE.

Pierre Moscovici, Comisionado Monetario y Económico de la UE insistió en que el voto por el "NO" en Italia, no era en lo absoluto un voto en contra de la UE.

"No es un voto tipo Brexit. Esto no tiene sentido". Más bien, dijo, el referendo fue solo un asunto interno. "Los populistas en Europa siempre están tratando de convertir cualquier votación en una votación a favor o en contra de la Unión Europea" profirió, "pero están equivocados". Además, "tenemos los medios para resistir cualquier choque político en Europa".

En medio de sus pronunciamientos de que todo estaba muy bien, los ministros de finanzas votaron en contra de la propuesta de la Comisión Europea (CE) de fijar un objetivo de estímulo fiscal para la UE para el próximo año. En noviembre pasado, la Comisión Europea (CE) propuso una expansión fiscal de hasta un 0.5% del PNB para la zona del euro, alegando que es particularmente vital ahora la relajación en la austeridad, dado el crecimiento de los partidos populistas y extremistas que están "montados en la ola de la frustración ante una economía europea de bajo crecimiento y alto desempleo" informó el Channel News Asia". Alemania, Holanda, y Luxemburgo, gobiernos que gozan de superávit presupuestales, encabezaron la derrota de la propuesta de la CE, ya que ésta hubiera requerido que ellos aumentaran el gasto.