El BAII debe financiar energía nuclear, carbón y gas natural no renovables "socialmente aceptados" dice Australia

9 de diciembre de 2016

6 de diciembre de 23016 — Australia, miembro fundador del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) con una aportación al banco de $5 mil millones de dólares, está objetando las "directrices" del banco de apoyar proyectos de energía eléctrica renovables "socialmente aceptados". El gobierno señala que al describirse a sí mismo como un "banco verde", el BAII ha propuesto en sus directrices sobre préstamos que no van a financiar proyectos nucleares. El gobierno australiano dice que esto "le cierra las puertas" a la energía nuclear, carbonífera y gasífera, "que son la columna vertebral de las exportaciones de energía de Australia". Estos son también los recursos troncales que se necesitan para llevar electricidad a 500 millones de seres humanos en Asia que no tienen electricidad, según destaca The Australian.

El gobierno dice que las decisiones de financiar proyectos "verdes", "pudieran no tener justificación económica". El artículo correctamente describe este enfoque como "políticas que siguen a la oposición de Estados Unidos y de los bancos globales respaldada por Europa al financiamiento de los proyectos nucleares, de carbón limpio y de gas". El Tesorero de Australia Joe Hockey ha afirmado que Australia se unió al BAII en contra de los deseos de Estados Unidos, con la expectativa de que esto promoviera un aumento en la demanda de sus exportaciones, lo cual no se va a materializar con una agenda verde.