Cristina Fernández de Kirchner en Brasil: "¡Tenemos la responsabilidad frente a la historia. Es hora de organizarnos!"

13 de diciembre de 2016

13 de diciembre de 2016 — Más de uno de los buitres financieros de Wall Street y la City de Londres ha de haber temblado el 9 de diciembre cuando la ex Presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner se reunió en Sao Paulo, Brasil, con los ex Presidentes de Brasil, Lula da Silva y Dilma Rousseff, para evaluar la lucha política que se está desarrollando hoy en Iberoamérica, y discutir lo que se tiene que hacer para enfrentar a las fuerzas neoliberales que gobiernan ahora Argentina y Brasil, y considerar lo que sucede también en otras naciones en el continente.

Cristina Fernández de Kirchner, ella misma blanco de una campaña de persecución política y judicial sin precedentes en su propio país, viajó a Sao Paulo a ofrecerle su apoyo a Dilma y Lula, ambos víctimas de la redada salvaje Lava Jato dirigida por Londres, y también para aportar el tan necesario liderato. Fue recibida calurosa y entusiastamente por los dos dirigentes brasileños, y por el público congregado en la conferencia "La lucha política en América Latina hoy", patrocinada por la Fundación Perseu Abramo, en donde ella fue la ponente invitada, después de la presentación de Dilma. Después de reunirse en privado con Lula, antes de la conferencia, los dos sostuvieron una conferencia de prensa conjunta, recordando sus muchos años de colaboración. Lula trabajó muy estrechamente en especial con el finado Presidente Néstor Kirchner durante la Presidencia de éste último, 2003-2007.

El mensaje de Fernández en la conferencia fue directo: a pesar de los reveses en sus respectivos países (la elección de Mauricio Macri en Argentina y la imposición del Michel Temer en Brasil un presidente no electo), este no es el momento de estar tristes sino de organizar. Este es el tema constante de las apariciones públicas de Fernández también en Argentina, en donde ha insistido en que la población tiene que tomar responsabilidad personal por su nación, organizándose y no esperando a que venga el Mesías a salvarlos.

En Sao Paulo, Fernández subrayó que "tenemos la responsabilidad frente a la historia... Es necesario sentarnos a pensar, a trabajar y a articular no solamente resistir". Se necesita "una fuerte reflexión acerca de cómo se reconstruye una nueva mayoría... que vuelva a poner una relación de fuerzas políticas y sociales favorable... a la transformación con inclusión social". A este respecto, dijo, no hay que depender de los partidos políticos sino que debemos construir un frente ciudadano amplio capaz de "reagrupar a todos aquellos que confundidos, molestos o enojados" fueron "cooptados o capturados" por falsas promesas.

Fernández destacó que en este momento, cuando el mundo se está alejando del neoliberalismo, en América del Sur, Brasil y Argentina van "contra el corriente". Pero, añadió, "tengo mucha confianza en nuestra vocación de articulación, nuestra vocación de convencer". Como le dijo a Lula, "la realidad se impone".