Terminó la batalla por Alepo; los últimos yihadistas aceptan evacuar

16 de diciembre de 2016

16 de diciembre de 2016 — El embajador de Rusia ante la ONU, Viktor Churkin, anunció durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, que las operaciones militares en el este de Alepo habían concluido y que el gobierno sirio ha retomado el control de la zona.

"El gobierno sirio ha restablecido el control sobre el este de Alepo, y ahora viene la fase de las acciones humanitarias prácticas", dijo Churkin. Como resultado del acuerdo al que llegaron Rusia y Turquía, los yihadistas que siguen en la ciudad aceptaron salir a través de los corredores definidos previamente en autobuses que los llevarán hacia la provincia de Idlib.

"Según mi última información, ellos ciertamente tienen un acuerdo al que se llegó sobre la base de que los combatientes van a salir de la ciudad", señaló Churkin. Esto podría ocurrir "en unas horas quizá". El acuerdo fue confirmado por los mismos grupos yihadistas. Un vocero del grupo Ahrar al Sham le dijo a la agencia británica Reuters que "todos" irían primero a la zona rural al oeste y norte de Alepo "esta noche".

El centro de reconciliación ruso en Latakia anunció la mañana del martes 13, antes del anuncio del acuerdo de evacuación, que más de 110,000 personas, entre ellos 44,000 niños, habían sido evacuados del este de Alepo desde que empezó la operación del ejército sirio para liberar la ciudad en noviembre, y en las últimas 24 horas habían sido evacuados 7,800 de ellos. El centro informó también que 375 militantes habían depuesto las armas y se rindieron, además de los 728 que se habían rendido el día anterior.

En la sede de la ONU, donde se reunió el Consejo de Seguridad en una reunión de emergencia a petición de Francia, el partido belicista estaba furibundo por la victoria de Rusia y Sira en Alepo. En vez de celebrar la derrota de los terroristas y la liberación de la población, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, dijo que el Consejo de Seguridad le falló al pueblo de Siria por no ejercer "su responsabilidad preeminente con relación al mantenimiento de la paz internacional y la seguridad". La embajadora de Obama ante la ONU, Samantha Power, acusó a Rusia y a Siria de "ocultar al mundo su asalto brutal, deliberadamente". Ya empezaron a circular las versiones de que las tropas sirias han masacrado mujeres y niños en las zonas liberadas, historas que funcionarios de la ONU repiten irresponsablemente, a pesar de que el mismo Ban Ki Moon ha reconocido que esas versiones "no se han verificado".