Rex Tillerson, director general de ExxonMobil, amigo de Rusia, designado por Trump como Secretario de Estado

16 de diciembre de 2016

16 de diciembre de 2016 — La histeria contra Rusia subió a un nivel más la mañana del martes 13 cuando Trump anunció oficialmente que ha postulado a Rex Tillerson, director general de Exxon, para ocupar la Secretaría de Estado en su gobierno. Del mismo modo en que se conoce que el gobernador Branstad de Iowa, elegido por Trump como embajador a China, es un conocido como uno de los amigos más cercanos de Xi Jinping en Estados Unidos, Tillerson es conocido como un amigo de Putin y de los rusos, lo cual para algunos de los activistas del partido belicista es equivalente a traición. En el extremo psicótico, por ejemplo el senador John McCain, le dijo a la cadena noticiosa Fox News: "Yo no se cuál era la relación del señor Tillerson con Vladimir Putin, pero una cosa si les diego, es algo que a mi me inquieta... Vladimir Putin es un vago, un abusón, y un asesino, y cualquiera que lo describa como algo distinto es un mentiroso".

Los senadores republicanos Graham, Rubio y Lankford también se opondrán probablemente a Tillerson. Rubio tuiteó: "Ser 'amigo de Vladimir' no es un atributo que espero del Secretario de Estado". Rubio es miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, la cual debe aprobar la postulación de Tillerson, y el Partido Republicano solo tiene un miembro más que los Demócratas en la Comisión, por lo cual conjetura el diario Washington Post con esperanza que si los demócratas se oponen a Tillerson, y Rubio se opone, entonces no pasará de la Comisión.

Entre las opiniones ya más serias, el ex Secretario de la Defensa, Bob Gates, fue el primero en sugerir a Trump el nombramiento de Tillerson, según informa el WPost, y cuando Trump se reunió con él se llevaron muy bien desde el comienzo. Gates comentó que Tillerson "aportará a la posición un vasto conocimiento, experiencia y éxitos en el trato con docenas de gobiernos y dirigentes en todas las aprtes del mundo".

Tillerson dijo el año pasado, en el Tecnológico de Texas, que "una de las cosas que yo sé sobre el gobierno ruso: Yo soy muy predecible. Y ellos saben que si yo digo no, quiere decir no. Y hablar más del asunto no va a cambiar eso. No seguirá siendo no. Durante todos estos años nos hemos ganado el respeto mutuo. Así que cuando dices si, tu sabes que vamos a avanzar. Tiene significado".

ExxonMobil ya tiene inversiones importantes en Sakhalin, y tenía enormes negociaciones pendientes en el Mar Kara en el Ártico, en las zonas de petróleo de esquisto en el Oeste de Siberia, y sitios en el Mar Negro. Tillerson le dijo a los analistas, según el WPost, que las perforaciones en el Mar Negro serían las primeras en reiniciar probablemente si se levantan las sanciones.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo sobre la postulación de Tillerson, según la agencia Interfax, que "En cuanto a las afirmaciones de que si su actitud hacia la Federación Rusa es buena o mala: Ser Secretario de Estado es muy diferente a dirigir una compañía, aunque sea una muy grande. Por lo tanto, cualquier simpatía, por así decir, será secundaria. Lo único que permanece aquí es la disposición a demostrar una actitud constructiva y profesional. Nosotros esperamos que eso sea lo que suceda". Además, dijo Tillerson "cumple con sus deberes de manera muy profesional".