Se reúne el Consejo Rusia OTAN en un ambiente formal

21 de diciembre de 2016

20 de diciembre de 2016 — El Consejo Rusia-OTAN se reunió este lunes 19 a puerta cerrada en Bruselas, por tercera vez este año, y aunque no hubo ningún avance fundamental (no se esperaba que lo hubiera) parece que la reunión se llevó a cabo en un ambiente bastante serio. Ayer, el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute, aunque se mostró despectivo con Rusia por ser "problemática", dijo públicamente en la cadena televisora ABC: "Yo no creo que haya alguien en Rusia hoy que pretenda atacar a la OTAN". Esto por sí mismo llenó las ocho columnas en Europa y también de la agencia rusa TASS con "El enviado de EU dice que Rusia no tiene planes de atacar a la OTAN".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, informó, en declaración posterior, que la reunión discutió tres tópicos: Ucrania, Afganistán y la seguridad en Europa. Sobre Ucrania, Stoltenberg repitió la línea de la OTAN de que la alianza no reconoce, y nunca va a reconocer, la anexión rusa de Crimea, y que Rusia tiene que cumplir con los Acuerdos de Minsk para arreglar el conflicto en la región de Donbass. En el contexto de la seguridad europea, Stoltenberg informó que, como resultado de las discusiones en la última reunión del Consejo Rusia-OTAN, se lograron avances en el tema de la seguridad aérea sobre el Mar Báltico y se evaluará si se necesita o no, profundizar más el trabajo en esta área. También discutieron sobre los ejercicios a gran escala en el 2016, el ejercicio Kavkaz 2016 de Rusia junto con el ejercicio Trident Juncture de la OTAN.

"Hoy, los aliados expresaron su preocupación en particular por el uso excesivo de ejercicios instantáneos. Estos son desestabilizadores y no contribuyen para mejorar el ambiente general en nuestras relaciones" dijo Stoltenberg. "Muchos de los participantes en la mesa le pidieron a los miembros del Consejo Rusia OTAN que contribuyera con la OCDE para actualizar el documento de Viena sobre ejercicios y actividades militares".

Del lado ruso, el viceministro de Relaciones Exteriores Alexei Meshkov le dijo a TASS que Rusia estaba satisfecha con los resultados.

"La reunión se llevó a cabo en una atmósfera formal" dijo.

"La reunión fue larga y completa" dijo Alexander Grushko, embajador ruso ante la OTAN, según informa el noticiero Sputnik. "Analizamos los factores más importantes que influyen en la seguridad militar de Europa". Según Grushko, Rusia expresó su preocupación por las políticas preventivas en contra de Rusia que lleva a cabo la Alianza, e insistió en que el fortalecimiento de los mecanismos para afianzar la confianza mutua entre Rusia y la OTAN sería imposible si la Alianza implementaba dispositivos de seguridad confrontacionistas. "Nosotros subrayamos que el cese de la actividad militar de la OTAN cerca de las fronteras con Rusia y el retorno a la situación que se tenía a finales del año 2013, contribuirían a apoyar la seguridad europea" dijo Grushko.