En su camino de salida, Obama dá un espaldarazo a los ecologistas fascistas

23 de diciembre de 2016

23 de diciembre de 2016 — En camino a su tardía salida, un vengativo Presidente Obama, cuyas políticas fueron rechazadas por los estadounidenses al elegir a Trump, anunció el día 20 una prohibición permanente para explotar petróleo y gas en grandes zonas de la Antártica y de la plataforma marina Atlántica.

El New York Times informó que Obama invocó una disposición poco clara de una ley de 1953, la Outer Continental Shelf Lands Act (Ley de Tierras Fuera de la Plataforma Continental), la cual, según Obama, le da la autoridad para actuar de manera unilateral. El NYTimes explica que "aunque algunos Presidentes han invocado esta ley para proteger temporalmente porciones de aguas federales más pequeñas, la declaración de Obama de una prohibición permanente en partes del suelo marítimo desde Virginia hasta Maine y a lo largo de la mayor parte de las costas de Alaska es una iniciativa completamente nueva, y 'casi con certeza' va a ser decidido por las Cortes federales".

"Nunca antes se había hecho esto" dijo Patrick Parenteau, un profesor de derecho del medio ambiente en la Escuela de Derecho de Vermont. "No hay un caso legal aquí. Son aguas inexploradas".

El 19 de diciembre, Obama había anunciado otro acto semejante para dejar su "legado", al imponer una regulación punitiva en contra del carbón. El gobierno de Obama viene trabajando sobre la "Stream Protection Rule" (Normas de protección a los riachuelos) por seis años. Supuestamente tiene que ver con mantener limpios los riachuelos, pero lo que hace es que sea demasiado costoso explotar el carbón. En el 2008, como candidato, Obama le dijo al San Francisco Chronicle que aunque la gente tendría la libertad de construir plantas de electricidad cuyo combustible sea el carbón, esto los iba a "llevar a la bancarrota" a causa de los costos de las regulaciones que él iba a imponer, informó hoy el Wall Street Journal.

Una tercera acción que tomó Obama en favor de los ecologistas y que fue dada a conocer en Washington por el Daily Beacon el día 21, es el intento del gobierno de despedir al Dr. Noelle Metting, científico del Departamento de Energía, por sus descubrimientos sobre la baja dosis de radiación, y otros descubrimientos que hizo en contra del calentamiento global, que desacreditaron a los ecologistas que están destruyendo a la Tierra, que es el verdadero legado de Obama. El representante republicano de Texas Lamar Smith, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Representantes, emitió un informe en el que expone este fraude.