Putin le recuerda a la BBC que lo importante es si la información hackeada es cierta

26 de diciembre de 2016

26 de diciembre de 2016 — El corresponsal de la BBC, Steven Rosenberg, habló a nombre de Barack Obama cuando le pidió al Presidente Vladimir Putin de Rusia en la conferencia de prensa que dio el día 23, que hiciera un comentario sobre las acusaciones de Obama al respecto de que Rusia, y Putin personalmente, habían estado involucrados en "hackeo patrocinado por el Estado con el propósito de influir en los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos".

Putin respondió que el Presidente electo Trump está en lo correcto cuando pregunta si ¿alguien sabe quienes fueron esos hackers? Hoy en día el hackeo se puede hacer desde el sofá o la cama de cualquiera, y se puede asignar su supuesta procedencia a cualquier país.

"Pero, ¿es esto importante? Yo creo que lo más importante es la información que los hackeadores hicieron pública. Acaso ellos recopilaron o manipularon los datos? No, no lo hicieron", afirmó Putin.

"¿Cuál es la mejor prueba de que los hackeadores destaparon información cierta? La prueba es que luego de que los hackers demostraron cómo la opinión pública había sido manipulada por el Partido Demócrata, en contra de uno de los candidatos y a favor del otro, en contra de Sanders, la presidente del Comité Nacional del Partido Demócrata renunció. Esto quiere decir que ella admitió que lo que los hackeadores revelaron era cierto. En vez de pedir disculpas a los votantes y decir, 'Perdónennos, lo malo, más nunca lo vamos a hacer', ellos comenzaron a pegar gritos sobre quiénes estaban detrás de estos ataques", señaló.

Putin, de otra manera, despachó las preguntas del corresponsal de la BBC, al respecto de si Washington le había advertido a Putin sobre la llamada Línea Roja en caso de que se entrometiese en las elecciones de Estados Unidos, y sobre qué le respondió Putin a Obama cuando este "le dijo a usted personalmente que se dejara de esas". Putin le dijo que él nunca habla de las conversaciones privadas que el tiene con otros jefes de Estado.