El BCE le declara la guerra a Italia; exige más sangre de la población para el Monte dei Paschi

28 de diciembre de 2016

28 de diciembre de 2016 — El periódico financiero italiano Il Sole 24 Ore informó antier que el Banco Central Europeo (BCE) le envió una carta a la gerencia del banco Monte dei Paschi, donde le exige que casi duplique su capital con relación a lo establecido anteriormente. Esta carta se envió unas horas después de que el Monte dei Paschi (MDP) solicitó autorización para unirse al rescate "preventivo" del gobierno italiano, o sea la nacionalización. El BCE exige que aumente su capital a 8,800 millones en vez de los 5 mil millones de euros establecidos anteriormente.

El cambio se basa en una nueva clasificación que le da el BCE al Monte dei Paschi, la misma calificación que recibieron los bancos griegos durante la crisis financiera griega.

El BCE exige que 4,5 mil millones sean suscritos por el gobierno y 4,300 millones se recaben mediante el sistema de "compartir la carga", es decir, el llamado rescate interno de quitarle dinero a los tenedores de bonos y accionistas principales y secundarios. Sin embargo, el gobierno insiste en el plan de reembolsarle un 100% a los tenedores de bonos minoristas e imponerle un recorte del 30% a los tenedores de bonos institucionales.

La demanda del BCE es equivalente a declararle la guerra a una decisión nacional que desafía una ley de la Unión Europea (UE). Esto viene del mismo Mario Draghi que es en última instancia el responsable de la quiebra del MDP al haber autorizado en el 2008 una toma hostil que le costó 19 mil millones al MDP y la cual, según ha indicado una comisión investigadora, es la principal causa de los problemas financieros actuales del MDP. Draghi mintió al decir que los costos de la toma hostil serían de solo 9 mil millones de euros, sabiendo bien de la existencia de un informe del Banco de Italia de un año antes en donde se habían aportado las cifras reales.

Draghi también autorizó un aumento en el capital y la emisión de bonos secundarios para financiar la adquisición, así como también instrumentos derivados que agregaron más pérdidas. Si el MDP no hubiera saltado a realizar esta operación desquiciada, el banco estaría en mucha mejor posición de hacerle frente al problema de sus préstamos comerciales. Con ésta última movida, el BCE ha hecho que la red de seguridad italiana por 20 mil millones sea aún más insuficiente para todo el sistema bancario, pero sobre todo ha declarado sus intenciones de imponerle a Italia el mismo tratamiento brutal que le impusieron a Grecia.