Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Putin ha transformado el sudoeste y el este de Asia para el desarrollo. ¿Seguirá Estados Unidos ese camino?

29 de diciembre de 2016
El Presidenet Putin de Rusia visitó al primer ministro japonés Shinzo Abe en Japón, el 15 de diciembre de 2016. (foto: kremlin.ru)

29 de diciembre de 2016 — En tanto que Obama continúa demostrando que está "políticamente muerto", como lo planteó Lyndon LaRouche, y lanza rayos y centellas desde su féretro político como si todavía fuera el "rey asesino" de antaño, Donald Trump, el Presidente electo, envió un tuit hoy donde denuncia "el sinnúmero de declaraciones incendiarias y obstáculos" provenientes de Obama. Efectivamente, Obama anunció que pronto daría a conocer las "medidas de represalia" contra Rusia por el imaginado robo de las elecciones estadounidense que cometió Putin, con la esperanza de que así pueda socavar el propósito que tiene el equipo de Trump de acabar con esta locura.

Pero Putin no ha estado perdiendo su tiempo en pequeñeces como las elecciones estadounidenses. Todo el Medio Oriente fue transformado con su intervención exitosa en Siria, que revirtió la violenta arremetida de las redes terroristas financiadas por los saudíes y los británicos. El proceso de destrucción en contra de Iraq, Libia, y Siria —las tres naciones seculares y antiterroristas más poderosas de la región— llegó a su fin. En el proceso, han aparecido evidencias de que Obama estaba enviando armas a los terroristas por todas partes; militares rusos que se dedicaron a retirar minas de la ciudad liberada de Alepo, anunciaron que en un depósito de los terroristas encontraron armas estadounidenses, alemanas y búlgaras, mientras que el Presidente Erdogan de Turquía, anunció que tenía evidencia contundente de que Estados Unidos estaba armando al propio EIS.

Más importante todavía, la combinación del papel de los rusos en Siria y la visita reciente de Putin a Japón ha transformado ambas regiones, uniéndolas en torno a la realidad de un nuevo paradigma sustentado en el desarrollo. Karin Kneissl, experto austríaco en el Oriente Medio, hizo un comentario muy inteligente, en el sentido de que la capacidad de Rusia para ayudar al gobierno de Siria a derrotar la amenaza terrorista, recibió la ayuda espectacular de la "estrategia del poder blando" de China, cuando llevó a la región la Nueva Ruta de la Seda, creando desarrollo y puestos de trabajo para los millones de jóvenes a quienes, las guerras de Bush y de Obama, les habían hurtado su futuro, y creando así el potencial para que millones de refugiados retornen a su país a donde tendrán trabajos productivos.

Lyndon LaRouche señaló la importancia de la exitosa visita que hizo Putin a Japón este mes, en la que se entrevistó con el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, y en la que se echaron a andar enormes proyectos conjuntos de desarrollo en la región del lejano oriente de Rusia, e incluso en las disputadas islas Kuril, abriendo el camino para un acuerdo de paz entre Rusia y Japón.

"Esto no es meramente un acuerdo local", afirmó LaRouche. "Esto va a estimular el crecimiento no solo en Asia, sino que va a impulsarlo en todo el mundo". Abe estuvo de visita en Pearl Harbor el martes 27 con el Presidente Obama, cuando sus declaraciones en contra de llevar a cabo más guerras solo se podían tomar como una advertencia a Estados Unidos a que no sigan la demente posición de Obama contra Rusia, sino que más bien se unan a Japón y a China en el proceso de la Nueva Ruta de la Seda, para crear un nuevo paradigma de paz y desarrollo para toda la humanidad.

El Comite de Acción Política de LaRouche (LaRouchePAC) está preparando una actualización del informe titulado The United States Joins the New Silk Road — A Hamiltonian Vision For an Economic Renaissance (Estados Unidos se une a la Nueva Ruta de la Seda: Una visión hamiltoniania para un renacimiento económico). El informe repasa el increíble ritmo de desarrollo iniciado en el 2016 a nivel mundial con la iniciativa china de Una Franja Una Ruta, y con esfuerzos similares por parte de Rusia e India, y le planteará a los estadounidenses, y al equipo de Trump, que Estados Unidos puede y debe participar en este proceso revolucionario. Una industria estadounidense renaciente no solo puede contribuir enormemente a los proyectos globales, sino que la decadente infraestructura de Estados Unidos se puede reconstruir, con nuevos proyectos a gran escala, de energía, hidráulicos, de transporte, revivir el programa espacial, y la investigación científica en las fronteras del conocimiento humano.

El poder de la oligarquía financiera, que le ha impuesto su voluntad al mundo, ha perdido control de muchos lugares a nivel mundial, fuera de las naciones del transatlántico, y allí su poder está en veremos. La bancarrota de sus carteles financieros ya no se puede posponer, y sus poblaciones se encuentran en un estado de sublevación, aunque la desacreditada oligarquía califique eso de "populismo". La furia en contra de sus perversas políticas de austeridad, y en contra de su plan de guerra contra Rusia y China, es evidente en todo Occidente. Esa furia se tiene que enfocar en afirmaciones positivas de sensatez en base a la perspectiva de Las Cuatro Leyes de LaRouche: Hay que intervenir esos carteles mediante un procedimiento de bancarrota con la Glass-Steagall; hay que crear nuevas instituciones de emisión de crédito basadas en el modelo hamiltoniano; hay que dirigir el crédito hacia la reconstrucción de la industria, de la agricultura, y de la infraestructura; y desatar el potencial creativo de nuestros ciudadanos para desarrollar la energía de fusión y de la exploración del espacio, creando un futuro que sea meritorio de la dignidad del hombre.

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


China está interesada en buscar un diálogo con el Vaticano

29 de diciembre de 2016 – Durante su intervención en la 9vna Conferencia de Representantes Católicos en Pekín, la primera vez que sucede en seis años, Wang Zuoan, director general de la Administración Estatal de Asuntos Religiosos, dijo que China quería tener un diálogo constructivo con el Vaticano, y que espera que el Vaticano asuma una actitud más flexible y pragmática en este diálogo. La postura de China a mejorar las relaciones con el Vaticano siempre ha sido clara y consistente, afirmó Wang, y el país está dispuesto a tener conversaciones “con el Vaticano basadas en principios relevantes para reducir las diferencias y ampliar los intereses comunes”.

Esta es la primera vez en 6 años que se ha llevado a cabo esta conferencia, y este año el Vaticano le permitió a sus obispos que asistieran (en el 2010 los presionaron para que NO asistieran a esta conferencia). En la conferencia se va a elegir al nuevo liderato de la Asociación Patriótica Católica China y de la Conferencia de Obispos de la Iglesia Católica. La conferencia se forma de 365 delegados, incluyendo obispos, monjas, curas y laicos.

Una de las mayores razones que evita que China y el Vaticano se reconcilien es la cuestión de quién tiene el derecho de nombrar a los obispos, ya que tanto el Vaticano como el gobierno de China reclaman el derecho para sí. Sin embargo, los últimos cuatro obispos que fueron nombrados, fueron considerados por ambas partes como aceptables, y los medios de comunicación internacionales están informando que ambas partes llegaron a un acuerdo para el procedimiento de nombrar a los obispos. Muchos de los obispos católicos que se encuentran actualmente en sus diócesis fueron reconocidos tanto por el Vaticano como por el gobierno chino.

Una barrera mucho más grave para que este diálogo se de, sin embargo, es el hecho de que el Vaticano todavía reconoce a Taiwán; es el último “país” europeo que lo hace. Sin embargo, pareciese que las cosas están avanzando. Hua Chunying, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en una rueda de prensa el 26 de diciembre, que China siempre ha mostrado buena fe en promover que mejoren las relaciones bilaterales con el Vaticano.

“Creemos que esta conferencia puede impulsar un poco más la integración de las actividades católicas en la sociedad y la cultura china”, afirmó Hua, señalando que China deseaba continuar trabajando con el Vaticano buscando el progreso de un diálogo constructivo. Ma Yinglin, presidente de la Conferencia de Obispos de la Iglesia Católica de China, dijo el martes que la Iglesia Católica en China tiene planes de crear una organización benéfica para ampliar sus servicios sociales en los próximos 5 años. La iglesia también contempla incrementar sus intercambios con el extranjero con iglesias e invitar a teólogos de otros países para dar clases en sus seminarios. Hay 65 obispos, alrededor de 3100 sacerdotes y 5800 monjas en la iglesia católica en China, y el país tiene más de 6 millones de católicos practicantes, según informa la Asociación Patriótica Católica China.

En agosto, el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, dio un discurso en China en el que mostró la intención de algunos elementos del Vaticano al respecto del diálogo.

“Hoy, como siempre, muchas son las esperanzas y las expectativas por los nuevos avances y el estado de las relaciones entre la Sede Apostólica y China en beneficio no solo de los católicos en la tierra de Confucio” afirmó Parolin, ”sino para todo el país, una de las grandes civilizaciones del planeta. Me animaría a decir que todo esto [las relaciones] beneficiará también a una ordenada, pacífica y fructífera convivencia de los pueblos y de las naciones en un mundo, como el nuestro, lacerado por tantas tensiones y conflictos”, añadió el secretario de Estado vaticano.



James Rickards a Trump: es Glass-Steagall o el estallido

29 de diciembre de 2016 — James Rickards, el abogado que negoció el rescate de Long Term Capital Management (LTCM) y autor del éxito de librería "Currency Wars: the making of the next global crisis" (Guerras de divisas: la creación de la próxima crisis global) le dijo hoy a Market Watch que Trump no tiene otra opción para evitar lo que de otra manera sería un estallido inevitable del sistema financiero: Glass-Steagall.

"No importa el momento preciso" dice Rickards. "Lo que importa es que la crisis es inevitable y está próxima... Dado que hemos aumentado enormemente la escala del sistema financiero del 2008 a la fecha, con bancos más grandes, mayores concentraciones de activos bancarios en menos instituciones, mayores posiciones con derivados, y $70 billones en deuda nueva, podríamos esperar que la próxima crisis sea mucho peor que la última. La próxima crisis tendrá una escala y daños sin precedentes".

" Las políticas para evitar una catástrofe sistémica en el sistema financiero que yo le recomendaría al gobierno de Trump, incluye el restablecimiento de la Glass-Steagall, dividir los grandes bancos y prohibir los derivados. Las posibilidades de que cualquiera de estas políticas se conviertan en leyes son casi nulas debido al poder de los cabilderos bancarios", concluyó.



Turquía y Rusia tienen evidencias del apoyo de la coalición encabezada por EU al Estado Islámico (EI)

29 de diciembre de 2016 — El Presidente Recep Tayyip Erdogan de Turquía dijo el martes 27 en conferencia de prensa en Ankara, que Turquía tiene evidencias del apoyo estadounidense al Estado Islámico (EI) y a grupos terroristas curdos.

"Le dan apoyo a grupos terroristas, entre ellos el Daesh (Estado Islámico), YPG (Unidades de protección del pueblo curdo), PYD (Partido Unión Democrática). Es muy claro. Tenemos evidencias corroboradas, con imágenes, fotos y videos", dijo Erdogan de acuerdo a PressTV de Irán.

TASS también informa que el 26 de diciembre la ex candidata presidencial por el Partido Verde de EU, Jill Stein acusó a Washington de apoyar a grupos terroristas cuando le conviene a sus intereses.

El vocero del Departamento de Estado de EU, Mark Toner rechazó las acusaciones de Erdogan y dijo: "Yo no creo que pueda haber alguien que vea lo que estamos haciendo en el terreno encabezando la coalición en el norte de Siria, en Iraq, y que pueda decir algo distinto a que estamos 100% detrás de la derrota y destrucción del Daesh, e incluso más allá de Siria e Iraq, buscando desmantelar sus redes, destruirlas por toda la región, o por fuera de la región, alrededor del mundo" dijo Toner.

Pero a pesar de que lo negaron, los zapadores rusos que trabajan para desactivar las minas en Alepo han encontrado grandes escondrijos de municiones manufacturadas en países de la OTAN. El comandante del Centro Internacional de Acción Antiminas de Rusia, Ivan Gromov le dijo al canal de TV Rossiya-24 el miércoles: "Ahí encontramos municiones, armas cortas de grueso calibre junto con cohetes con sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes Grad. Las bombas se produjeron en Alemania, Estados Unidos y Bulgaria". Encontraron proyectiles de mortero de 122mm, cohetes para sistemas de lanzamiento múltiples de cohetes, granadas de mano, lanza granadas, y proyectiles howitzer en uno de los cuarteles generales de los militantes, con suficientes municiones como para armar todo un batallón.

El 12 de diciembre, el periódico búlgaro Trud informó que tropas del gobierno sirio encontraron un depósito de armas con municiones de uso militar hechas en Bulgaria en uno de los cuarteles en la ciudad y en Alepo encontraron otros ocho depósitos con municiones hechas en Bulgaria.