Trump recibe firme apoyo de parte de líderes sindicales.

25 de enero de 2017

25 de enero de 2017 — Con la reunión que tuvo el Presidente Donald Trump el lunes 23 con importantes líderes sindicales de Estados Unidos logró un gran respaldo, en particular por terminar con el TPP y echar a andar una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Zero Hedge informa que los sindicalistas, entre ellos los líderes de los sindicatos de la construcción, carpinteros, plomeros y metalúrgicos, calificaron la reunión privada en la Casa Blanca como “increíble”.

James Hoffa, presidente de los Teamsters (conductores de camiones de carga), emitió una declaración que dice que con el retiro de Trump del TPP, Trump “ha dado el primer paso hacia la solución de 30 años de malas políticas comerciales que le han costado a los trabajadores estadounidenses millones de empleos bien remunerados... Millones de trabajadores y trabajadoras vieron que sus empleos se iban del país mientras las políticas de libre comercio debilitaban nuestra industria de manufacturas. Esperamos que la reunión del Presidente Trump el 31 de enero con el Primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, dé pie a un verdadero diálogo para solucionar las deficiencias del TLCAN. Asumimos lo sucedido como una señal positiva de que el Presidente Trump seguirá cumpliendo sus promesas de campaña al respecto de las reformas de política comercial e instruirá al Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR en sus siglas en inglés)a negociar futuros acuerdos que protejan a los trabajadores y a la industria estadounidense”.

Rich Trumka, presidente de la AFL-CIO, dijo que el retiro del TPP es “un primer paso positivo hacia la creación de políticas comerciales que beneficien a los trabajadores”.

Esta relación entre trabajadores y un Presidente republicano es otra expresión de la furia que existe entre las capas productivas de los trabajadores estadounidenses en contra de las políticas de Obama y Hillary, como también pudimos ver en las elecciones.

“Este es un grupo que yo conozco bien”, dijo Trump, y agregó que “vamos a poner a trabajar a mucha gente otra vez y vamos a detener los ridículos acuerdos de comercio”.

Zero Hedge señala que “casi todos los sindicatos importantes apoyaron a la rival de Trump, Hillary Clinton, durante la campaña para las elecciones presidenciales: parece ser que ahora están cambiando su filiación”. Cuando menos sus líderes están mostrando el camino.